El juez reclamó a la Fiscalía que no presentó pruebas suficientes para condenar todos los delitos. / Jorge López

Nacionales

Condenan hasta 150 años a mareros MS por siete homicidios

Juan Carlos Vásquez

viernes 25, mayo 2018 • 12:01 am

Compartir

En el fallo contra una estructura de la Mara Salvatrucha acusada de 15 homicidios y organizaciones terroristas, el Juzgado Especializado de Instrucción “A” de San Salvador, dejó en evidencia graves deficiencias de investigación de la Fiscalía, al grado de achacar que la misma institución que debe velar por proteger a los testigos se encargó de revelar la identidad de “Neptuno”, el criteriado de quien los fiscales pusieron todas sus generales en el expediente.

El juez Godofredo Salazar dijo que los fiscales, ante la falta de prueba en tres de los 15 casos de homicidio, le pidieron que fallara conforme a derecho; en esos hechos no le presentaron evidencia y absolvió a los imputados.

En otros cinco casos de homicidio el juzgador también emitió una sentencia absolutoria por falta de pruebas y sumado a que el Ministerio Público presentó al testigo criteriado “Neptuno”, quien  con un comportamiento sarcástico describía el lugar donde habían enterrado a sus víctimas; el juez expresó que el Ministerio Público debe saber seleccionar a sus testigos, pues es el primer filtro para analizar la conducta que van adoptar durante el proceso.

Solamente en siete casos, el juez halló prueba para emitir condenas de hasta 150 años para Kevin Alvarenga Fabián, alias, “Maligno”; José Mauricio Ramírez Pineda y Luis Montes Iraheta recibieron 120 años; a Carlos Corvera Tivera y William Benítez Díaz s les impuso 90; mientras que René Leónidas Quijano recibió 60 años de cárcel.

Otro de los casos condenados fue el homicidio del agente de la Policía Nacional Civil, Víctor Manuel Mejía Mártir, donde el pandillero Herbert Pichinte Aguillón deberá purgar 40 años de cárcel. En la vista pública se dijo que este homicidio se perpetró con el fin de hacer presión al gobierno para que los cabecillas de las pandillas no fueran trasladados al penal de máxima seguridad y que se mantuvieran los privilegios adquiridos durante la tregua entre las pandillas.

 


Agrupaciones ilícitas

En el juicio, la Fiscalía acusó a los 61 imputados por organizaciones terroristas, pero el juez modificó el delito y lo calificó como agrupaciones ilícitas, por lo cual condenó a  41, mientras que otros 21 fueron absueltos. Entre los condenados hay tres cabecillas que pasarán 14 años en prisión; el resto recibió condenas de cinco, seis, ocho, nueve y diez años.

“De acuerdo a las escuchas telefónicas, puedo concluir que es un grupo que se dedica a distribuir droga, autodepurar a sus miembros, tráfico de armas y de drogas y éstas no son características de una organización terrorista, pero sí de agrupaciones”, sostuvo el juez.