Cortesía de FGR.

Nacionales

Condenan a 20 años de cárcel a padrastro de joven Imelda Cortez por violación El hombre fue descubierto cuando la menor resultó embarazada.

Azucena Henríquez/ Iliana Cornejo

jueves 5, noviembre 2020 • 12:23 pm

Compartir

 

Pablo Dolores Henríquez Ayala fue hallado culpable del delito de violación en menor incapaz agravada y continuada y el Tribunal de Sentencia de Usulután le impuso una pena de 20 años de prisión.

Henríquez es el padrastro de Imelda Cortez, la joven que estuvo acusada de homicidio  tentado en perjuicio de su hija y que pasó más de un año en cárcel por ello. Imelda fue absuelta el pasado 18 de diciembre de 2018 de todos los cargos.

El Ministerio Público informó, en su cuenta de Twitter, que el imputado el pasado 4 de abril de 2019 ya había recibido 13 años de cárcel, únicamente, por el delito de violación agravada, y en esa ocasión el tribunal lo absolvió, del delito de violación en menor o incapaz agravada.

La Fiscalía indicó que apeló la decisión, por lo que el fallo fue revocado este jueves y Henríquez Ayala ahora deberá cumplir una condena de 33 años de prisión por ambos delitos.

Según la Fiscalía, la víctima sufrió abusos por parte de su padrastro, desde los 12 años de edad, quien quedó al descubierto cuando la menor resultó embarazada.


Durante el juicio, la defensa de Henríquez intentó argumentar que la relación por siete años seguidos "fue consensuada", pero el tribunal determinó que fue una violación desde que la joven Imelda tenía 12 años.

La joven Imelda Cortez fue acusada de homicidio agravado en grado de tentativa en contra de su bebé, una recién nacida, quien es hija de Henríquez Ayala. Cortez estuvo presa durante más de un año y en el juicio, el juez determinó que no había delito que perseguir. 

Las organizaciones feministas han reiterado que la verdadera víctima de este caso era Imelda, quien a la hora del parto quedó perdió la conciencia.

Las mismas organizaciones defensoras de derechos humanos exigieron la condena del septuagenario para que existiese justicia para Imelda.