El 47.8 % de las féminas sufre violencia en su casa. / DEM

Nacionales

Condenan a hombre a 14 años por violación

Roxana Lemus

jueves 22, noviembre 2018 • 12:02 am

Compartir

A 14 años de prisión fue condenado Cristian R., de 26 años de edad, por el delito de violación en menor o incapaz, cometido contra una niña de 12 años de edad en San Salvador.

La pena fue impuesta ayer por el Tribunal 6º de Sentencia de San Salvador, luego que la Fiscalía General de la República (FGR) presentara las pruebas que comprobaron la culpabilidad del condenado, quien era padrastro de la menor.

Según la Fiscalía, el delito se cometió en el año 2011 cuando el hombre vivía con la madre de la niña en San Salvador.

El imputado “recién se había acompañado con la madre de la víctima y comenzó a pretender a la niña diciéndole que era bonita”; también le preguntó si “tendrían relaciones sexuales” y “cuando se quedaban solos el hombre aprovechaba para tocarle sus partes íntimas”, informó la Fiscalía.

De acuerdo con el Ministerio Público, el ahora condenado aprovechó una ocasión en la cual se quedó solo con la menor para abusar de ella. Tiempo después de la violación, la niña le comentó lo sucedido a su padre biológico y éste interpuso la denuncia.

Información proporcionada por movimientos feministas –ayer por la mañana- aseguran que la Policía Nacional Civil (PNC) recibe diariamente 11 denuncias por violencia sexual contra las mujeres.


“Datos que si los relacionamos con embarazos de niñas y adolescentes nos colocan en una situación alarmante de violaciones a los derechos de nosotras las mujeres jóvenes y las niñas”, afirmaron.

También destacaron que la situación es más alarmante “cuando los familiares de las niñas o jóvenes no les creen que han sido víctimas de alguna violación o acoso”.

La última Encuesta Nacional de Violencia contra la Mujer en El Salvador, realizada por la Dirección General de Estadísticas y Censos (Digestic) en 2017, revela que siete de cada diez féminas es víctima de violencia y el 47. 8 % reafirma que la violencia ocurre en el ámbito privado, es decir, en la casa.