Nacionales

Condenan a 30 años a hombre que mató a su madre de 71 años en San José Guayabal El hombre se enfureció con su progenitora porque había dejado que la pila se rebalsara.

Jaime López

martes 6, julio 2021 • 2:51 pm

Compartir

Un hombre fue condenado a 30 años de prisión luego de ser hallado culpable del delito de feminicidio en contra de su madre, una señora de 71 años, en un hecho de intolerancia registrado en el municipio de San José Guayabal, en el departamento de Cuscatlán.

El imputado fue identificado como Balmore Antonio Ávalos Sandoval y el hecho criminal ocurrió un 17 de abril de 2019.

La condena impuesta a Ávalos Sandoval fue la mínima que la Ley Especial para una Vida Libre de Violencia y Discriminación contra las Mujeres establece, puesto confesó los hechos en el juicio. La pena máxima en feminicidio agravado es de 50 años.

“Discusiones triviales y sin importancia”, dijo la jueza en su fallo, provocaron que el hombre se enfureciera tanto y emprendiera contra su madre de 71 años, con un machete.

Consta en el expediente judicial que el hombre le propinó numerosas heridas en la cabeza, rostro, cuello y manos, que hicieron que la señora en minutos perdiera la vida.


Luego de los hechos el hombre fue a entregarse a la delegación policial de San José Guayabal, indicaron las autoridades.

“Ahí he dejado muerta a mi madre”, fue una de las expresiones que dijeron algunos de los vecinos que el feminicida manifestó a los agentes policiales de San José Guayabal.

La víctima identificada como Tránsito Sandoval viuda de Ávalos tenía visa para viajar a los Estados Unidos, y según algunos vecinos, tres días antes del asesinato, había confesado que consideraba vivir en ese país, donde residían sus demás hijos.

En su momento, el alcalde Mauricio Vilanova manifestó que el feminicidio sucedió en un ataque de ira del imputado, aparentemente por el descuido que su madre dejó que se rebalsara la pila.

Testigos dijeron en el juicio, que el hijo o acusado mantenía “una eterna discusión” con su madre por cualquier cosa.

Las autoridades verificaron que Ávalos Sandoval no tuviera problemas de salud mental que influyeran en su comportamiento, al contrario dijeron que gozaba de “perfecta salud”.

El hecho causó gran indignación en los habitantes de San José Guayabal.