Colectivos de mujeres pidieron justicia para la joven Flor María García, en Cojutepeque. / Gabriel Aquino

Nacionales

Condena e indignación por feminicidio de Flor García en Cojutepeque Compañeros de trabajo de Joel Valle dicen estar consternados y sorprendidos por el caso, mientras que la población cojutepecana pide justicia para Flor García.

Jaime López / Gabriel Aquino

jueves 1, julio 2021 • 5:45 am

Compartir

“¡Justicia, justicia para Flor!” eran las expresiones que decenas de mujeres que se manifestaron en momentos que arribó la patrulla policial que trasladó a Joel Valle y Francisco Valle, su primo, al Centro Judicial de Cojutepeque, en Cuscatlán, donde ambos fueron sometidos a la audiencia inicial por la desaparición y posterior asesinato de Flor María García.

El silencio fue el aliado de los dos imputados, ante las preguntas de los periodistas si había asesinado a su esposa, Flor.

Conforme pasaron los minutos, más mujeres llegaron a las afueras de los juzgados para demandar justicia y manifestar su condena por los hechos que terminaron con la vida de la joven Flor María,  a manos supuestamente de su esposo, con la complicidad de su primo tras su desaparición el 16 de marzo.

Después de la desaparición de Flor, Joel ya no llegó a trabajar. / Gabriel Aquino

En el parque central de Cojutepeque, decenas de personas esperaron, minuto a minuto, el desarrollo de la audiencia inicial contra los dos imputados, quienes al ser consultados sobre el grave hecho, hombres y mujeres, jóvenes y personas mayores de edad, lo condenaron.

No queremos que ese hombre esté libre, queremos que le caiga todo el peso de la ley, no tuvo pudor de matar a su esposa”. Petrona Jacinto, habitante de Cojutepeque


Una iglesia en silencio.

Diario El Mundo intentó conocer la postura del caso, del pastor de la Iglesia Bautista Emanuel, donde Flor María y Joel Valle se congregaban, pero se informó que  el líder religioso no estaba y nadie más estaba autorizado para referirse al tema.

Una vecina de la iglesia Emanuel manifestó que en los días que Flor María desapareció, su familia pegó páginas con su fotografía donde pedían informar de su paradero, varios afiches fueron puestos en las paredes del templo y otras casas vecinas, pero pocas horas después fueron retirados, de forma extraña.

En la página de Facebook de la iglesia Emanuel, nueve días antes de la desaparición fue subido un álbum fotográfico en el que aparecía la pareja departiendo en un retiro espiritual.

Los líderes de la iglesia Emanuel no quisieron pronunciarse. / Gabriel Aquino

Un médico conocido.

A pocas cuadras donde Joel Valle enfrentó la audiencia está la clínica odontológica dónde trabajó por siete años.

En el consultorio, un médico dijo que no estaba en condiciones de referirse al tema, sin embargo, afirmó que tenía tiempo de conocer a Joel Valle, pero luego de la desaparición de su esposa, ya no llegó a trabajar. “El dejó de trabajar… él solo se mantenía en su casa… Algunos días si venía pero no estaba al pendiente”, dijo el galeno. Como profesional, su colega afirmó que “la clínica pasaba llena y todavía lo seguían buscando a él… bueno, a partir de ayer (martes 29 de junio) ya no van a buscarlo a él. Pero sí me preguntaban cuándo iban a seguir su tratamiento que él estaba a cargo”, afirmó el médico que por razones personales no dio su identificación. El odontólogo Joel Valle es un profesional “bastante” conocido en Cojutepeque.