Familia y amistades acompañaron el sepelio de Victoria Salazar en un cementerio de Sonsonate. / F. Valle

Nacionales

Con clamor de justicia familiares y amistades se despidieron de Victoria Salazar Velar por la seguridad y bienestar de las hijas de la salvadoreña asesinada en México es prioridad para familiares.

Susana Peñate

lunes 5, abril 2021 • 4:30 am

Compartir

Los restos de la salvadoreña Victoria Salazar, quien fue asesinada por policías en Tulum, Quintana Roo, en México, fueron sepultados ayer en un cementerio privado del municipio de Sonsonate, acompañados de familia y amistades, quienes esperan justicia por el violento hecho.

El cuerpo de Victoria fue velado en una funeraria en el centro del municipio de Sonsonate y a las 2:21 de la tarde de ayer salió una camioneta llevando el ataúd, que era escoltado por una patrulla de la Policía Nacional Civil (PNC) y seguido por familiares y amigos.

Decenas de personas llegaron para acompañar a la familia y expresar sus condolencias, así como sumarse a la petición de justicia para que las autoridades mexicanas sigan el proceso judicial contra los agentes de la policía que aplicaron una técnica de sometimiento contra Salazar que, al final, le quitó la vida.

Pero la muerte de Victoria no es la única pena para sus familiares, sino también la preocupación porque sus hijas puedan recibir todo el apoyo necesario para poder salir adelante.

“Sin mamá, sin papá, porque ellas ya no tenían su papá con ellas. Esto lo que ha pasado de parte de los que   se supone que nos tienen que defender es bien delicado”, dijo Carlos Salazar, hermano de Victoria.

La consternación por la forma en que fue tratada por parte de agentes municipales en Tulum sigue presente. “Creo que nadie alcanzamos a entender qué es lo que pasó, porque se ve como que ella de un momento está pidiendo auxilio y de repente llegan los policías y la someten y en ni diez segundos ya la han matado”, dijo.

“Esperamos que se haga justicia, no porque ella sea de El Salvador van a hacerse los locos porque ellos son mexicanos, entonces se espera justicia”, dijo Juana Hernández, quien acompañó a la familia durante el sepelio de Victoria.

También destacó que lo importante es acompañar a sus hijas. “Y darles consuelo por lo que ha pasado, porque es duro”, agregó.

 

Sin información.

Pese a que habrían recibido apoyo para el sepelio, no tienen mayor información sobre el proceso que se lleva contra los detenidos. Victoria se habría ido del país hace como cinco años en busca de otras oportunidades. “Estaba legal allá”, dijo su hermano.

Los cuatro policías involucrados en el asesinato de la salvadoreña seguirán detenidos informó la Fiscalía General del Estado de Quintana Roo tras la audiencia inicial del pasado sábado.  Tras las pruebas de los fiscales, se determinó la probable participación de los cuatro policías municipales de Tulum en el delito de feminicidio.