argentina-paraguay Ángel Di María (i) disputa el balón con Gustavo Gómez de Paraguay./ EFE

Deportes

¡Cómo haces falta, Leo!

EFE

miércoles 12, octubre 2016 • 12:00 am

Compartir

La selección argentina cayó ayer en Córdoba por 0-1 y quedó atascada en el quinto puesto de las eliminatorias, el que le da derecho a jugar una repesca, pero con la presión renovada de Paraguay, que le venció con un gol de Derlis González, y de Chile, que a la misma hora vencía a Perú.

La Albiceleste es quinta de la clasificación con 16 puntos pero perdió terreno ante Uruguay, que suma 20, así como Ecuador y Colombia, que marchan con 17. Paraguay es sexto con 15 enteros y Chile séptimo con 14.

González anotó tras una precisa asistencia de Ángel Romero. La Albiceleste, que fue despedida con pitidos, tuvo el empate en los pies de Sergio Agüero apenas comenzado el segundo tiempo, pero Justo Villar contuvo el penalti.

Terrible noche la del goleador del Manchester City, que también perdió un mano a mano, y falló un cabezazo.

Argentina comenzó impreciso e inconexo, y presionó en su cancha con más ímpetu que ideas a un rival que supo esperar y hacer daño a la contra.

A los seis minutos Romero tuvo una oportunidad clara de gol pero su cabezazo, tras un tiro libre de Óscar Romero, se fue desviado por centímetros.


González se movió con libertad por todo el frente de ataque y fue un dolor de cabeza para los zagueros rivales.

Ángel Di María estuvo cerca de marcar la igualdad pero su remate impactó en el poste.

La Albirroja se replegó y no pasó sobresaltos mientras la Albiceleste intentaba, sin éxito, construir jugadas colectivas que generaran peligro.

Apenas comenzado el segundo tiempo, Villar contuvo un penalti de Agüero y, dos minutos después, le tapó un mano a mano.

Paraguay, empujado por Argentina, se defendió cada vez más cerca de su propia portería.

La Albiceleste se adueño del balón durante los últimos 25 minutos pero no pudo generar jugadas claras de gol, a pesar de los ingresos de los delanteros Lucas Patto y Paulo Dybala.

55 Mil

Espectadores presenciaron la derrota de Argentina en el estadio Mario Alberto Kempes.