Economía

¿Cómo cambió el consumo con la pandemia? La crisis sanitaria generó cambios en la dinámica empresarial de largo plazo. Según análisis de la consultora McKinsey, elevar la confianza será clave. La compañía también sostiene que retrasos mayores en la disponibilidad de una vacuna en la región pone en riesgo el desempeño del PIB.

José A. Barrera

lunes 7, diciembre 2020 • 4:00 am

Compartir

La pandemia del covid-19 provocó no solo una abrupta caída de la economía, también generó cambios severos en la dinámica empresarial.

De acuerdo con el análisis de Julio Giraut, socio en la región de la consultora Mckinsey, para revertir este panorama será clave recuperar la confianza del consumidor para inyectar dinamismo a la economía en la etapa de recuperación.

El especialista sostiene que tras el shock inicial, las empresas han pasado por etapas de resistencia a la crisis y de retorno a la normalidad, pero aún tienen que enfrentar procesos de reimaginar y reformas a los esquemas de negocio.

Giraut, uno de los ponentes del Diálogo Empresarial 2020, una iniciativa impulsada por gremiales privadas y tanques de pensamiento de Guatemala y El Salvador, insistió que aunque las afectaciones por la crisis sanitaria en Centroamérica son graves, estas no son tan profundas como las de otras economías en Latinoamérica, pero estudios de la consultora revelan que el pesimismo aumenta y la incertidumbre es predominante, algo que puede afectar la recuperación de las economías.

“Recuperar la confianza del consumidor cumple un rol clave para reimaginar el ‘nuevo normal’ y realizar apuestas audaces”, Julio Giraut, Socio de la Consultora McKinsey en Panamá


El especialista cree que en esta etapa -y parafraseando a Klaus Schwab, economista y fundador del Foro Económico Mundial- no será el pez grande el que se come al más pequeño, sino el que se mueve más rápido al que se mueve más lento”.

Esto porque la crisis ha generado cambios drásticos en la dinámica del consumidor que obligan a los negocios a transformarse de una manera rápida y eficiente.

¿Qué cambió con la pandemia?

La consultora McKinsey perfila siete grandes cambios en el consumidor, los que se prevé seguirán activos en la “nueva normalidad”

  • eCOMMERCE: Aceleración digital. El cliente pospandemia es mucho más digital que antes de la declaratoria de la cuarentena. Ahora la adopcion digital está en todas las esferas de la vida y es probablemente el mayor cambio en el consumo.
  • CONFIANZA: Compras prácticas y seguras. Las restricciones y la misma prudencia de los usuarios empujó a crear un perfil de “compras fáciles y seguras” y de conveniencia, un formato que se espera quede instalado en el mercado.
  • CAMBIOS: Hogar multiuso. El mismo encierro cambió el rol del hogar como un lugar para el descanso nocturno y es ahora el sitio donde, de nuevo, las familias “vuelven a pasar su vida” y es el centro de toda actividad social.
  • MÁS CASEROS: Movilidad reducida. La reducción de la movilidad empujó a que el consumo sea más doméstico y hogareño, y le resta a otros lugares comunes por una definición de hacer “solo salidas necesarias”.
  • RELACION CON MARCAS: Golpe a la lealtad. Giraut explica que un cambio relevante es el rompimiento de algunos consumidores con marcas y productos tradicionales por una mayor “experimentación” de nuevos negocios.
  • AHORROS: Consumo consciente. No solo por la misma condición de incertidumbre que generó la pandemia del covid-19, sino de un ajuste en el patrón de gastos y la búsqueda de los mejores tratos.
  • ESTILO DE VIDA: Salud y bienestar. Otro cambio instalado por la pandemia es la de la búsqueda de estilos de vida saludables por una mayor conciencia a llevar una dinámica más sana. Se buscan productos más naturales.

3 riesgos para las economías

¿De qué depende un despegue rápido y seguro de la economía? Según el análisis de McKinsey depende estas tres variables.

  1. Vacunas: Guatemala y El Salvador anunciaron gestiones para la vacuna, pero no llegarán pronto. Demoras de seis meses serán caídas de cuatro puntos del PIB.
  1. Distribución: Giraut advierte que  la compra no pone fin a la crisis, la distribución es una tarea “titánica” y una adecuada segmentación ayudará a la inmunización.
  1. Eficiencia: El análisis insiste en la necesidad de ser eficiente en los esquemas de vacunación para bajar los costos de los esquemas de protección.