Pollo Campero es la marca más reconocida por los salvadoreños de CMI. Tiene operaciones en EE. UU./Cortesía

Economía

CMI celebra 100 años de operaciones en Centroamérica CMI opera en el mercado salvadoreño a través de su división de alimentos, dueña de Pollo Campero, y de energía con el proyecto Bósforo.

Uveli Alemán

lunes 31, mayo 2021 • 4:00 am

Compartir

La guatemalteca Corporación Multi Inversiones (CMI) celebra su primer centenario de operaciones en Centroamérica y reafirma su operación en El Salvador a través de su unidad de alimentos y energía renovable.

Considerada como una de las empresas centroamericanas con mayor presencia global, CMI es el legado de Juan Bautista Gutiérrez quien migró desde España en 1910 con apenas 14 años de edad. Una década después, en 1920, creó una pequeña tienda en San Cristóbal, Totonicapán, Guatemala.

CMI es liderada por la tercera generación de la familia con una operación que alcanza a 15 países. “Hoy, después de un siglo, continuamos trabajando con el mismo entusiasmo y pasión para preservar el legado y compromiso de nuestro abuelo y de todas las personas que construyen cada día un mejor CMI”, señaló Juan José Gutiérrez, presidente del directorio de CMI Alimentos.

100AñosCMI alcanza 100 años de operaciones y refuerza su compromiso social.
15PaísesCorporación Multi Inversiones tiene operaciones en 15 países.

La empresa dirige un amplio portafolio de negocios agrupados en una primera división de CMI Alimentos, que abarca desde molinos de harina de trigo, producción de pasta y galletas, hasta la fabricación de embutidos y la industria de restaurantes. La segunda gran división es CMI Capital que ve inversiones en capital y generación de energía.

En CMI Capital se tienen inversiones en generación de energía renovable, sobre todo con tecnología solar.

Una operación sólida en El Salvador.


El negocio más emblemático de CMI en El Salvador es su cadena de restaurantes Pollo Campero. Incluso es común ver a salvadoreños con combos en el aeropuerto San Óscar Romero para llevar a sus familiares en Estados Unidos “por su sabor”, pese a que hay sucursales en el territorio estadounidense.

Pollo Campero es una parte de la división CMI Alimentos, fundada en 1971 en la Ciudad de Guatemala y un año después se expandió a El Salvador donde ya cuenta con 70 restaurantes. La Corporación también es dueña de 176 puntos de venta de Don Pollo, 42 de Tuc Tuc y 98 carretas Don Pollo.

CMI Alimentos también opera en El Salvador su unidad de negocios industria pecuaria, que cuenta con dos plantas de procesamiento avícola, una planta de alimentos preparados y 54 granjas avícolas. Asimismo, opera un molino de harina de trigo, una planta de galletas y dos centros de distribución.

Su división de Alimentos agrupa negocios de molinos de harina de trigo, producción de pasta y galletas, entre otros.

“Nuestra historia de éxito tiene como denominador común los valores que nuestro abuelo don Juan Bautista Gutiérrez nos inculcó como familia y como empresa, así como la innovación”, indicó Juan Luis Gutiérrez, presidente del directorio de CMI Capital.

A través de su división de Capital, CMI junto con AES El Salvador invirtieron $160 millones en desarrollar el proyecto Bósforo, que abarcó la instalación de 10 plantas de energía solar con una capacidad en conjunto de 100 megavatios (MW) y que suministran energía no contaminante a cerca de 100,000 hogares.

Un legado de 100 años de operaciones

Más de 40,000 personas trabajan en CMI en las operaciones que mantiene en 15 países a través de sus dos divisiones de negocios. Solo en El Salvador genera oportunidades para 7,595 colaboradores.

  • Alimentos: más de 170 marcas de productos. Cuenta con molinos de harina de trigo y maíz, producción de pastas, salsas y galletas, así como la industria avícola, porcícola, y fabricación de embutidos; y restaurantes con su marca Pollo Campero.
  • Capital: inversiones diversificadas.  Esta división incluye proyectos de generación de energía renovable, como Bósforo en El Salvador, además de desarrollo inmobiliario y negocios financieros como la colocación de $700 millones bonos verdes.