Hablar de la denominada Policía rural es sinónimo de hombres y mujeres enfocados al servicio de la población con profesionalismo, valentía, pasión y todo este esfuerzo con muchas limitantes pero con grandes resultados, y en especial el reconocimiento de todos los salvadoreños en particular de los habitantes de las zonas rurales en donde la inseguridad les afecta directamente, entre otros factores por la migración de la delincuencia de zona urbana a estos sectores; pero también a sectores productivos que quieren resurgir o que luchan en situaciones al borde de la quiebra como agricultores, cafetaleros, rubro de la caña, sector ganadero.

Opinión

Clamor generalizado por la policía rural

Ricardo Sosa / Criminólogo

lunes 4, diciembre 2017 • 12:00 am

Compartir

Hablar de la denominada Policía rural es sinónimo de hombres y mujeres enfocados al servicio de la población con profesionalismo, valentía, pasión y todo este esfuerzo con muchas limitantes pero con grandes resultados, y en especial el reconocimiento de todos los salvadoreños en particular de los habitantes de las zonas rurales en donde la inseguridad les afecta directamente, entre otros factores por la migración de la delincuencia de zona urbana a estos sectores; pero también a sectores productivos que quieren resurgir o que luchan en situaciones al borde de la quiebra como agricultores, cafetaleros, rubro de la caña, sector ganadero.

Hace unos días visitando el departamento de Ahuachapán pude constatar del apoyo de la población, de la confianza, de que en estos sectores alejados de la ciudad capital estos policías si desarrollan un verdadero acercamiento con la población y con todos los sectores; eran cerca de las cinco de la tarde, y este grupo de policías completamente sudados y observando todo tipo de rastros de la vegetación en sus uniformes, llegaban a brindar asistencia a unos ciudadanos que habían solicitado apoyo por amenazas de estructuras criminales que operan en la zona, y no les faltaba la sonrisa y el saludo, a pesar que sus labios estaban resecos y su piel quemada por el sol o por las bajas temperaturas de la zona comenzaron a generar confianza por que la noche estaba cerca. Pude observar como carecen de munición nueva,  una carga básica adecuada de munición, y los suficientes cargadores de respaldo ya que las estructuras que operan en la zona utilizan armas de uso privativo y no tienen problemas de recargar sus armas, lámparas profesionales, chumpas que les protejan de las bajas temperaturas, y porciones de comida no les pude observar, entre otras limitantes.

Recientemente se tomó la decisión de incorporarlos a las delegaciones departamentales lo cual ha limitado su especialización y fortalecimiento, y ahora meses después es evidente que no fue la mejor decisión así como desmontar la FIRT en ambos casos lo anticipe, por lo que sugiero los siguientes aspectos en beneficio de la población y de los sectores productivos:

  • Hacer una evaluación escuchando a los ciudadanos, pobladores, agricultores, comerciantes y empresarios seguro estoy que los comentarios serán de que se les apoye y que son excelentes policías
  • Especializarlos en todo aspecto como conocimiento pleno de los sectores bajo responsabilidad
  • Equiparlos de manera completa y con tecnología de punta incluyendo drones, GPS, armas de fuego nuevas, accesorios, chumpas especiales, lentes para vigilancia nocturna, comunicación celular, motocicletas todoterreno, apoyo de helicópteros en caso de ser requeridos para apoyo o emergencias
  • Asegurar que en sus bases tengan agua potable, cocina, duchas, camas adecuadas, refrigeradora, condiciones básicas para operar y su bono a tiempo
  • Establecer la comunicación adecuada y solicitar el apoyo a la FAES para con los grupos de tarea conjunta para asignarles las tareas y apoyo específico en los sectores que se les asigne de acuerdo a las zonas vulnerables

Las zonas rurales necesitan apoyo inmediato para evitar más desplazamientos forzados internos, salvaguardar a las familias, y generar las condiciones de seguridad para que puedan desarrollar sus actividades productivas.

Policías rurales  su trabajo no es en vano, Dios les bendiga por servir y proteger a la población más necesitada.