Desde la media noche, la pista del aeropuerto internacional de El Salvador está cerrada. Avianca canceló todos los vuelos ante la medida. / DEM

Nacionales

Cierran aeropuerto y restaurantes solo “para llevar” El presidente de la República dijo que las decisiones se tomaron tras un “análisis exhaustivo”.

Redacción DEM

miércoles 18, marzo 2020 • 12:04 am

Compartir

Otras medidas drásticas fueron anunciadas, la tarde de ayer, por el presidente de la República, Nayib Bukele,  tras la emergencia por el coronavirus en el país, una de ellas: cerrar las pistas de aterrizaje en el aeropuerto internacional San Óscar Romero.

La medida empezó a ser aplicada a la media noche y durará 15 días, que podrán ser extendidos, según el panorama del coronavirus.

Además, el aeropuerto internacional de El Salvador recibirá, exclusivamente, “transporte aéreo de carga y misiones humanitarias”, manifestó el ciudadano presidente.

La medida es con el fin de evitar el ingreso de personas contagiadas con el virus al país. Desde el miércoles 11 de marzo, todos los extranjeros tienen prohíbida la entrada a El Salvador, mientras que los connacionales que venga vía aérea, son envíados a cuarentena vigilada.

La Policía Nacional Civil supervisó el cierre del servicio en mesa en comedores y restaurantes. / Cortesía PNC

Basado en el régimen de excepción, que aprobó la Asamblea Legislativa el fin de semana, el gobernante también anunció  la suspensión, por 15 días, de todos los “servicios en mesa”, restaurantes, comedores, pupuserías y cafés, desde ayer a las 6:00 de la tarde.


Bukele explicó que estos comercios pueden seguir laborando solo a domicilio, autoservicio o “para llevar”.

“Todas las medidas que se están tomando, se han hecho después de un análisis exhaustivo para prevenir el contagio y al mismo tiempo garantizar (dentro de lo posible, la subsistencia de las personas que viven de estos trabajos y pequeños negocios”, escribió el mandatario a la 1:19 de la tarde.

Estas medidas se suman a la cuarentena para personas mayores de 60 años, mujeres embarazadas y personas que tengan alguna enfermedad crónica, ya anunciada.