Recorte del periódico Ultimátum, de Chiapas, México, el 23 de agosto de 2017.

El Mundo

Científico advirtió hace dos semanas de terremoto de 8 grados en Chiapas

Redacción DEM

viernes 8, septiembre 2017 • 6:20 am

Compartir

Un científico mexicano había advertido el 23 de agosto pasado que había un enorme riesgo de un sismo de ocho grados Richter en la zona donde ocurrió el terremoto de la noche del jueves en Chiapas, México.
En una entrevista al diario Ultimátum de Chiapas, Marco Antonio Penagos Villar, secretario del Colegio de Ingenieros en Ciencias de la Tierra, explicó que en la zona “hay una enorme cantidad de energía acumulada”, pues desde hace años, agregó, “no ha ocurrido un movimiento telúrico de gran magnitud que ponga en serio peligro a los habitantes”.

Penagos explicaba que “esa decisión no es por pura casualidad, sino está basada en estudios de profesionales como del Instituto de Geofísica de la UNAM, entre otras, que coincidieron que en la región Sureste, en la brecha de Tehuantepec, Oaxaca, en cualquier momento se generaría un sismo superior a los 8 grados en escala de Richter, y de esa forma estar prevenidos”.

Te puede interesar: Destrucción y muerte deja potente terremoto en sur de México y Guatemala

Las declaraciones de Penagos sucedieron después que se instaló una quinta estación sísmica en el municipio de Arriaga, Chiapas.

El ingeniero geofísico detalló que esa estación primero recaba los datos por medio de un sismógrafo o acelerógrafo, y de manera automática determina de qué magnitud es, y de ahí lo obtenido se envía al Instituto de Geofísica de la UNAM o al Servicio Sismológico Nacional y en automático se dan los resultados: magnitud, intensidad, epicentro e hipocentro.

Derivado de esto, refirió, se pueden hacer muchas cosas con esos parámetros, uno de ellos, y el fundamental, aplicarlos en estudios de zonificación sísmica de las principales ciudades alrededor de donde se ubica dicha estación, para determinar el comportamiento dinámico del suelo y, a su vez, generar políticas públicas que garanticen la seguridad civil y estructural de esa parte de ciudadanos chiapanecos.