“Chepe Diablo” (al centro sentado) tiene medidas alternas a la detención, y ayer llegó a la aduiencia. También fue llevado el exalcalde de Metapán, pero la seguridad del Centro Judicial no permitió fotografiarlo. / Diego García

Nacionales

“Chepe Diablo” y ocho imputados señalados de lavar $138 millones

Juan Carlos Vásquez

viernes 4, octubre 2019 • 12:04 am

Compartir

Una pericia financiera contable de la Fiscalía General de la República (FGR) determinó que los empresarios, José Adán Salazar Umaña, mejor conocido como “Chepe Diablo”,  el exalcalde de Metapán, Juan Umaña Samayoa, junto a su hijo Wilfredo Guerra Umaña y otros seis imputados, presuntamente han lavado $138 millones.

Uno de los fiscales dijo que los procesados, a través de las empresas Agroindustria Gumarsal S.A de C.V y  Hotesa S.A de C.V., tuvieron un incremento patrimonial no justificado de más de $508 millones entre los años 2003 y 2015.

El representante del Ministerio Público sostuvo que al no reportar ese capital percibido, los imputados causaron un perjuicio económico al Estado, porque evadieron declarar al fisco más de $138 millones.

“Luego de la instrucción, se determinó que entre todos los procesados suma más de $508 millones de un capital no declarado, percibido y una cantidad de $138 millones de impuestos no pagados al Estado salvadoreño, y por lo tanto es dinero que se lavó dentro del sistema financiero y circuló dentro de la economía salvadoreña”, sostuvo el fiscal.

Pero la defensa cuestionó el peritaje y solicitó a la jueza Cuarta de Instrucción, Lila Álvarez, que lo declare inadmisible como prueba.

“Sostenemos que la ampliación de la pericia que se ha dado ha sido irregular, contraria a principios constitucionales como de contradicción, debido proceso e igual de partes”, manifestó Miguel Flores Durel, abogado de Salazar Umaña.


Los defensores  dijeron a la jueza, que la Fiscalía ha realizado actos ilegales de recolección de prueba, básicamente se refirieron a la ampliación del peritaje, una prueba que según ellos es inválida y debe expulsarse del expediente.

La evasión de impuestos es uno de los delitos generadores del lavado de dinero, incluso en el año 2014, en los juzgados  Noveno y  Décimo de Paz, “Chepe Diablo”  como representante legal de Hotesa S.A de C.V. fue acusado por evadir $1,109,661.8, en los períodos comprendidos entre los años fiscales 2010 y 2011, y además su sociedad tuvo que pagar de forma subsidiaria $203,671.28.

Mientras que Wilfredo Guerra Umaña y su padre Juan Umaña Samayoa enfrentaron el proceso penal por el mismo delito cometido en el año 2010.

El primero evadió $637,119.5 y los pagó de forma personal y de manera subsidiaria; Gumarsal canceló $364,806.93 y el exalcalde Juan Umaña Samayoa cerró la deuda de carácter personal por la suma de $68,884.55.

En las investigaciones fiscales, se detectó que Agroindustrias Gumarsal S.A de C.V., propiedad de Wilfredo Guerra Umaña y su padre, Juan Umaña Samayoa,  se desprenden 21 empresas.

Mientras que Hotesa  S.A de C.V, aglutina seis sociedades y aparece como accionista principal José Adán Salazar Umaña.

Supuestamente las sociedades sobrevaloraban ingresos, los cuales no son consistentes con la información tributaria en manos de la Fiscalía General de la República.