El presupuesto 2021 fue entregado el 30 de septiembre. Debe aprobarse antes de que finalice el año. Fotografía: archivo.

Política

CEPA y Cel no acuden a explicar presupuesto de 2021

Yolanda Magaña

martes 17, noviembre 2020 • 10:50 am

Compartir

Los titulares de la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA) y de la Central Hidroléctrica del Río Lempa (Cel) se excusaron de asistir hoy a la Comisión de Hacienda de la Asamblea Legislativa para explicar sus presupuestos solicitados para 2021.

Los diputados habían citado a las autoridades de CEPA a las 10:00 de la mañana y a las autoridades de CEL a las 11:00 de la mañana.

La Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades) pidió una reunión virtual.

El pasado 3 de noviembre, la Comisión de Hacienda recibió también las excusas de los ministros de Economía, Salud, Educación y Obras Públicas por el paso del huracán Eta en la región.

Informo que tanto mi persona como el señor viceministro de Economía nos encontramos trabajando con el equipo de gobierno para prevenir y prepararnos para atender las eventuales necesidades de la población”. María Luisa Hayem, ministra de Economía, en carta a diputados.

Fue así que hace dos semanas los diputados decidieron reprogramar las reuniones.


Una de las visitas que sí ha tenido la Comisión de Hacienda es de la Fundación Nacional para el Desarrollo (Funde), que hizo varias observaciones al plan de gastos sugerido por el Gobierno.

¿Qué observaciones hay sobre el presupuesto 2021 presentado por el Gobierno?

  1. No se observan mejoras de transparencia.
  2. No se diferencia ingresos y egresos que corresponden a nuevas políticas a ser implementadas.
  3. No se hace una relación con supuestos macroeconómicos.
  4. No incluye suficiente información sobre composición de la deuda, fondos extrapresupuestarios, activos y pasivos del Estado.
  5. Los ingresos tributarios están sobreestimados considerablemente en alrededor de $700 millones.
  6. El crecimiento de plazas aumenta el gasto en remuneraciones.
  7. El déficit podría alcanzar el 11 % del PIB por el efecto conjunto del nuevo endeudamiento solicitado y el financiamiento nuevo para cerrar la brecha de los ingresos sobreestimados.