Conferencia de prensa realizada este 17 de agosto en las instalaciones del aeropuerto San Romero. /DEM

Economía

CEPA presentó los protocolos de bioseguridad para reinicio de operación de aeropuerto San Romero La terminal se reactiva para conexiones el 4 de septiembre, y para vuelos partiendo y llegando a El Salvador desde el 19 del mismo mes. Las salas de espera y tiendas trabajarán al 50 % de capacidad bajo medidas sanitarias.

José A. Barrera

lunes 17, agosto 2020 • 11:27 am

Compartir

La Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA) presentó hoy su plan de bioseguridad para el inicio de operaciones del Aeropuerto Internacional San Óscar Arnulfo Romero. Se espera que la terminal aérea retome operaciones para vuelos en conexión el próximo 4 septiembre, mientras que el 19 de septiembre se prevé se reinicie la actividad para vuelos con origen y destino en El Salvador.

Los protocolos de bioseguridad fueron elaborados por un equipo multidisciplinario acatando las recomendaciones de la Asociación Internacional del Transporte Internacional (IATA), la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), la Autoridad de Aviación Civil (AAC) y el Ministerio de Salud de El Salvador. CEPA indicó que se aplicarán tanto en la terminal de pasajero como a la terminal de carga, oficinas administrativas y otros puntos de ingreso.

Las autoridades confirmaron que el ingreso para los pasajeros será efectivo siempre y cuando tengan una temperatura inferior a 37.5 grados,  de lo contrario se activara el protocolo establecido por la oficina sanitaria internacional.

Las tiendas libres, restaurantes, proveedores de bebidas y alimentos tendrán que aplicar medidas para respetar el distanciamiento y reducir la capacidad atención en sus locales en un 50 % para limitar las aglomeraciones.

Federico Anliker, presidente de CEPA, dijo que se espera que a partir del 4 octubre todas las operaciones están ejecutándose al 100 %.

El protocolo contempla las medidas como el uso obligatorio de mascarillas para todas las personas que ingresen al aeropuerto, señalización en toda la terminal y mantener el distanciamiento físico de dos metros, además de la instalación de pantallas de protección en los puntos de atención.


La administradora del aeropuerto también cuenta con un sistema de videovigilancia para detectar aglomeraciones en las diferentes áreas de la terminal y se aplicará también proceso de higiene y desinfección en las zonas de uso público.

Las áreas públicas como la Plaza de la Bondad y la zona de despedida estarán cerradas temporalmente, las mismas se irán habilitando de forma paulatina de acuerdo con los lineamientos sanitarias establecidos por el Ministerio de Salud.