Los penales de Quezaltepeque y San Vicente han sido confirmados con casos de coronavirus. / DEM

Nacionales

Centros Penales confirma 36 reos con COVID-19 Los contagios ocurrieron a través del personal penitenciario asintomático.

Juan Carlos Vásquez

martes 26, mayo 2020 • 12:04 am

Compartir

La Dirección General de Centros Penales (DGCP) confirmó que 25 reos  de la penitenciaría de San Vicente y 11 de Quezaltepeque han resultado positivos de COVID-19 y han sido aislados en cada uno de los reclusorios, pero no han sido traslados a ningún centro hospitalario u otro centro de contención.

Osiris Luna, titular de la DGCP, dijo que en el caso de los reos de San Vicente, 15 de ellos son asintomáticos y que desde el inicio se les está dando el tratamiento y que van a comunicarse con las familias, para que ellos puedan darle seguimiento al tratamiento.

Los internos en cada uno de los recintos fueron contagiados por nexos, es decir empleados penitenciarios, sin especificar cargos y la cantidad.

“Evidentemente hemos identificado el nexo, el cual ha llevado a ambos penales obviamente, cada caso de manera particular lo cual por respeto y por ética, además que hay que agradecerle al personal que está en la primera línea, no vamos a ser específicos, ni nombre, ni nada respecto a ellos, ni cargo que represente”, dijo Luna.

El funcionario afirmó que fue un nexo asintomático y que era imposible identificarlo pese a que dos veces al día toman la temperatura a todo el personal, sumado a que todos tienes sus mascarillas y visores que se les ha entregado.

Según Centros Penales, a todos los reos del sistema carcelario se les ha entregado mascarillas y kit de insumos higiénicos.


Con el personal penitenciario, Luna dijo que se han tomado medidas al momento que retornan a su trabajo, para permanecer 21 días encerrados e incomunicados con su familia.

Antes de que lleguen a los penales un “call center” habilitado se encarga de llamarles para consultarles si han tenido algún nexo, y si presentan algún síntoma.

“A los reos se les da un tratamiento mejor o igual que cualquier ciudadano que tiene síntomas y va al Ministerio de Salud, el mismo caso se está dando dentro de las cárceles y eso es algo que hemos querido garantizar para el buen trato y las buenas prácticas que debemos de tener dentro del sistema penitenciario” explico el director de centros Penales.

Luna explicó que al identificar un caso sospechoso, avisan al Ministerio de Salud, para que llegue el personal especializado.

Los sospechosos son trasladados a un área de aislamiento que cada penal tiene ya habilitada, lejos del resto de los internos y debidamente acondicionadas. El personal de salud llega a tomar pruebas.