Nacionales

Cardenal Rosa Chávez pide orar porque "el diablo anda suelto en El Salvador"

Redacción DEM

jueves 4, febrero 2021 • 12:19 pm

Compartir

El cardenal Gregorio Rosa Chávez le pidió al país que orara “para liberarse de Satanás"  después de que estallara la violencia luego de una manifestación política a fines del 31 de enero en la capital, San Salvador.

"Encomendémonos al Señor esta mañana, en un país que está tan endemoniado; hubo un atentado contra militantes de un partido político …uno estaba grave, uno murió, y así comienza la campaña política", dijo Rosa Chávez en su homilía.

El demonio anda suelto en El Salvador, hay muchos demonios sueltos, hay que pedir que Dios libere al país de Satanás en este tiempo de pandemia y en este tiempo de campaña electoral". Cardenal Gregorio Rosa Chávez. Obispo Auxiliar de San Salvador.

Rosa Chávez comparó el Evangelio del día, sobre un hombre poseído por demonios, con el incidente mortal que tuvo lugar la noche anterior en la que dos simpatizantes del FMLN fueron asesinados. Tres hombres han sido acusados por la Fiscalía por homicidio agravado. Dos de ellos eran empleados del Ministerio de Salud -un PPI y un motorista- el tercero era un vigilante privado que trabajaba en esa cartera de Estado.

El cardenal, en su llamado a la paz, hizo referencia a la lectura del Evangelio del día sobre la curación del endemoniado de Gerasa y cómo Jesús lo curó, expulsando a los demonios, enviando los espíritus inmundos a miles de cerdos que luego se ahogaron.


"Encomendemos al Señor, esta mañana, este país que es, que tiene tantos demonios", dijo el cardenal Rosa Chávez.

Así comienza la campaña política ... ¿por qué no presentan las propuestas con sencillez, con respeto, con tolerancia, por qué tener la violencia verbal, las ofensas, los insultos, a las amenazas? Que Dios nos ayude para que tengamos una campaña civilizada, como tiene que ser". Cardenal Gregorio Rosa Chávez. Obispo Auxiliar de San Salvador.

El prelado católico había dicho el domingo que  la campaña electoral se mantiene en una atmósfera "desagradable, confrontativa e irrespetuosa", carente de propuestas.

"Como siempre una atmósfera desagradable, confrontativa, irrespetuosa con el pueblo, de pocas propuestas serias y que no genera mucha paz, sino más bien preocupación, indiferencia o desilusión", dijo Rosa Chávez.