Los migrantes, en su mayoría hondureños, que se dirigen en una caravana a los EE. UU. AFP

El Mundo

Caravana migrante se reagrupa en el estado mexicano de Puebla rumbo a EE.UU.

AFP

domingo 4, noviembre 2018 • 1:40 pm

Compartir

Miembros de una caravana de emigrantes, principalmente compuesta por hondureños, se reagruparon este domingo en la mexicana ciudad de Puebla, a unos 120 kilómetros de Ciudad de México.

Los dos principales albergues previstos por la iglesia católica en esa ciudad recibieron durante las últimas horas a numerosos grupos de migrantes, que llegaban en saturadas camionetas, camiones de volteo, autobuses de la Policía Estatal y en taxis.

Los anfitriones celebraron que tomaron previsiones desde días atrás, pues Puebla fue incluida en la ruta migrante prácticamente de última hora, luego de que el gobierno del vecino estado de Veracruz cancelara un ofrecimiento de camiones para trasladar a los integrantes de la caravana.

"Nosotros estamos supliendo al Estado, no nos toca, todo el año estamos recibiendo migrantes y de esta caravana nunca nos hablaron (comunicaron) a nosotros", dijo a la AFP Gustavo Rodríguez, miembro de la Arquidiócesis de Puebla.

Rodríguez dijo que desde días atrás activaron el acopio de víveres para evitar una sorpresa. "Tenemos seis albergues preparados, más dos del municipio, tenemos una capacidad para 4.000" personas, dijo.

El gobierno de Puebla dispuso unidades de salud, además de que paramédicos de la Cruz Roja y algunos médicos voluntarios se sumaron a la atención de los enfermos.


Los albergues distribuyeron alimentos y bebidas calientes, lo que se repetía la mañana del domingo durante el desayuno. Se espera que el grupo avance el lunes rumbo a Ciudad de México.

Los inmigrantes, en su mayoría hondureños, que participan en una caravana que se dirige a los Estados Unidos, se alinean para ingresar a un refugio cuando llegan a Puebla, estado de Puebla, México. AFP

- Caravanas en Chiapas -

Los cerca de 2.000 migrantes centroamericanos de una segunda caravana partieron esta mañana del municipio de Pijijiapan hacia Arriaga, en el sureño estado de Chiapas. Se trata del último punto antes de ingresar al vecino estado de Oaxaca.

La Policía Federal y elementos de Protección Civil acompañan al grupo para controlar el tráfico vehicular.

A diferencia de la primera caravana, esta vez, los habitantes de los ejidos de Pijijiapan y Tonalá no salieron a recibir a los centroamericanos con agua y comida.

Una mujer contó que con el primer grupo, la población se preparó con alimentos, agua y ropa, pero "mucha comida se quedó, porque los centroamericanos pasaron en carro".

Por su parte, el tercer grupo de migrantes, de mayoría salvadoreña, avanzó este domingo del municipio de Metapa de Domínguez a Tapachula, en Chiapas.

Los contingentes de migrantes suelen concentrarse en los plazas centrales de cada municipio para descansar y pasar el día y continuar al siguiente día su camino al norte del país, buscando llegar a Estados Unidos.