Los aspirantes a la presidencia de Costa Rica, el oficialista Carlos Alvarado y el predicador evangélico Fabricio Alvarado, están en un virtual empate a un mes del balotaje, según una encuesta divulgada ayer.

El Mundo

Candidatos a presidencia empatan en encuesta

AFP

miércoles 7, marzo 2018 • 12:00 am

Compartir

Los aspirantes a la presidencia de Costa Rica, el oficialista Carlos Alvarado y el predicador evangélico Fabricio Alvarado, están en un virtual empate a un mes del balotaje, según una encuesta divulgada ayer.

La encuesta del Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP) de la Universidad de Costa Rica (UCR) indica que Carlos Alvarado tiene 41 % de las preferencias frente a 39 % de su contrincante, entre las personas decididas a votar en la segunda ronda electoral que se llevará ca bo el próximo 1 de abril.

Los decididos a votar conforman 67 % de la muestra de la encuesta del CIEP, de 1.028 personas en todo el país, con un margen de error de 3,1 puntos.

La consulta se hizo del 27 al 28 de febrero.

Un 20 % de los consultados se mantiene indecisos sobre a quién darle el voto.

Fabricio Alvarado, un predicador de 43 años, está postulado por el conservador partido Restauración Nacional (RN).


Carlos Alvarado, también periodista y politólogo de 38 años, es el candidato del oficialista Partido Acción Ciudadana (PAC, centroizquierda).

Una encuesta del CIEP divulgada el 14 de febrero indicó que Fabricio Alvarado tenía una ligera ventaja, con 45 % de apoyo frente a 42 % del oficialista.

 

 

Primera vuelta de incertidumbre

La primera vuelta fue el 4 de febrero pasado y el candidato del RN sacó 24,9 % frente a 21,63 % del PAC.

Fabricio Alvarado inició la campaña electoral a la primera vuelta con 3 % de apoyo en las encuestas, y ganó votantes tras manifestar su intención de retirar a Costa Rica de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, en respuesta a una opinión favorable al matrimonio homosexual.

Carlos Alvarado también comenzó con bajo nivel de apoyo, de alrededor de 6 %, y creció en la recta final al captar la mayor parte del respaldo de los indecisos.