Los cinco militares enfrentan juicio por segunda vez. / Jorge López

Nacionales

Cadete pidió ayuda cinco veces y no fue auxiliado

Saraí Alas

jueves 23, agosto 2018 • 12:01 am

Compartir

En el segundo día del nuevo juicio en contra de dos oficiales y tres cadetes acusados de homicidio agravado, la Fiscalía General de la República (FGR) presentó al testigo Alejandro Sandoval para que relatara los hechos, el día que murió el cadete Juan Carlos Zelaya Díaz, cuando supuestamente realizaban actividades de entrenamiento.

Sandoval afirmó al juez del caso que el 3 de octubre de 2014 estuvo presente cuando Zelaya Díaz pidió ayuda “levantando la mano” cuando se estaba ahogando en al menos cinco ocasiones a los salvavidas y encargados de los cadetes (teniente Jairo Baires y al capitán Rafael Cañas) porque estaba realizando el mismo ejercicio en la piscina.

Según Sandoval, durante su estancia en el lugar, a Zelaya Díaz se le dió asistencia cuando se percataron que éste ya no salió a la superficie; el testigo también declaró que Zelaya no podía nadar y se le observaba cansado y nervioso antes de entrar a la piscina.

Sandoval aseveró que cuando sacaron a la víctima del agua, el médico de la Escuela Militar le dio Respiración Cardiopulmonar (RCP)  pero éste “ya no reaccionaba” a los primeros auxilios.

Oscar Cabrera, médico de la institución, aseveró que la primera persona en auxiliar a Zelaya fue el teniente Baires.

Manifestó que trasladaron a la víctima a un lugar seco, cuando se dió cuenta que éste respiraba superficialmente por el agua que había ingerido y decidieron trasladarlo al Hospital Militar, pero por el tráfico decidieron ir al Hospital Nacional San Rafael, ubicado en Santa Tecla.


Cabrera manifestó que durante el traslado al nosocomio “en ningún momento dejaron de reanimar” al cadete, aun cuando un galeno del hospital recibió a la víctima.

Asimismo, Cabrera indicó que durante las actividades asignadas a los cadetes, se contaba con las medidas adecuadas para atender cualquier tipo de emergencia.

Antes de finalizar la vista pública, el juez del caso afirmó que se analizará cambiar la tipificación de  homicidio agravado a culposo y dará a conocer la resolución hoy.

Los imputados son los cadetes Ernesto Rosales, Jaime Lemus, Enmanuel Contreras, el capitán Rafael Cañas y el teniente Jairo Orlando Baires.

Esta es la segunda ocasión que los militares enfrentan un juicio, pues ya habían sido condenados a 25 años de cárcel pero una cámara revocó.