Los pandilleros invertían en unidades de transporte, cervecerías e inmuebles. / DEM

Nacionales

Cabecilla MS compró buses para lavar el dinero de extorsiones

Juan Carlos Vásquez

jueves 3, mayo 2018 • 12:01 am

Compartir

El dinero producto de las extorsiones que hacía la Mara Salvatrucha era invertido en unidades de transporte, cervecerías e inmuebles, reveló ayer un testigo con régimen de protección, denominado  “Desierto”, en la vista pública del caso conocido como “Operación” Jaque.

El testigo planteó ante el juez especializado de Sentencia “C” de San Salvador, que Juan Francisco Parada Morán, alias, “Mongo de La Villa”, primer palabrero de la Mara Salvatrucha compró varios buses de la ruta 6 y 4 y se alió con Nelson de Jesús Aguirre Calderón, alias “Paila”, vicepresidente de la Sociedad Sotrana Ruta Seis S.A. de C.V.,  para que le administrara las unidades.

En las investigaciones realizadas por la Fiscalía se señala que “Mongo de La Villa”, de 38 años, quien residía en la residencial privada Ciudad Corinto ha estado proporcionando armas, dinero y transporte a la MS para cometer delitos como: robo, amenazas, hurtos, homicidios y extorsiones.

Con el dinero obtenido de las actividades ilícitas, habría comprado buses y por cada uno pagó $25 mil solo por el derecho de línea, según el testigo. Menciona además que obtuvo un lote de vehículos “piratas” en Ciudad Corinto y una cervecería por el punto de buses de la ruta 38, en el centro de San Salvador.