Política

Buscan cárcel por falsificar pruebas de ADN en El Salvador

Saraí Alas

miércoles 6, enero 2021 • 3:17 pm

Compartir

Diputadas de una comisión especial de la Asamblea Legislativa buscan castigar con cárcel a personas que falsifiquen o manipulen pruebas de ácido desoxirribonucleico (ADN).

El estudio se realiza en la comisión especial que estudia reformas al Código Penal y Procesal Penal en delitos sobre la libertad sexual.

La propuesta de castigar con cárcel de tres a cinco años fue realizada por la diputada Marcela Villatoro mientras se estudiaba el proyecto de Ley del Banco Nacional de ADN.

El artículo 27 estudiado señala que quien altere muestras biológicas que debieren ser objeto del examen de ADN, falseare el resultado de dichos exámenes o la determinación del perfil genético, la plantare en la escena del delito o en la víctima, faltare a la verdad en el informe pericial de examen o cotejo, o adulterare su contenido, será sancionado con una multa equivalente a 10 salarios mínimos mensuales.

Creemos que no es conveniente (imponer solo multas) para una ley que tiene un material demasiado sensible. En Estados Unidos hay penas privativas de libertad, tiene que quedar claro que debe ser más severo, es información demasiado sensible". Marcela Villatoro, diputada de Arena.


Las diputadas Dina Argueta, del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), y Patricia Valdivieso, de Alianza Republicana Nacionalista (Arena), están de acuerdo con la propuesta de Villatoro. La diputada Valdivieso también indicó que proyectan aprobar la Ley del Banco Genético antes de mayo de 2021.

La Ley del Banco Genético tiene el objetivo de crear un “Banco de Datos” que sistematice y almacene información genética de personas que cometan delitos.

En marzo de 2020, el asesor policial de la Oficina de Antinarcóticos y Aplicación de la Ley (INL, en inglés) de la embajada de los Estados Unidos en El Salvador, Daniel Clegg, aseguró que un laboratorio de genética en construcción en Nuevo Cuscatlán, en El Salvador, estaría listo a mediados de 2021. El laboratorio será producto de la cooperación de Estados Unidos con el Estado salvadoreño.

En esa ocasión, el director en funciones del Instituto de Medicina Legal, Pedro Martínez, señaló que la ley debe definir claramente que la administración y custodia del material biológico estará en manos de esa institución y no en particulares.