Política

Bukele demandará a Sala de lo Constitucional y Asamblea ante la CIDH

Redacción DEM

miércoles 20, mayo 2020 • 8:02 pm

Compartir

El presidente de la República, Nayib Bukele, anunció hoy que demandarán a la Asamblea Legislativa y a la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de violar el derecho a la salud en el país.

“Vamos a demandar a la Asamblea y a la Sala ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por la violación al derecho a la vida y a la salud del pueblo salvadoreño. Ellos están violando el derecho humano más sagrado, a la vida”, anunció.

El presidente salvadoreño criticó la ley de reanudación de labores aprobada el jueves por la Asamblea Legislativa porque a través de una ley de secundaria quieren dar directrices a su Gobierno.

La Sala de lo Constitucional ha emitido resoluciones de hábeas corpus que el Gobierno ha inobservado, ya que la Sala prohibió que se hagan detenciones de personas como castigo a las personas que violen la cuarentena domiciliar.


El 15 de abril, Bukele anunció que no acatará la resolución de la Sala de lo Constitucional. “Así como no acataría una resolución que me ordene matar salvadoreños tampoco puedo acatar una resolución que me ordena dejarlos morir. 5 personas no van a decidir la muerte de cientos de miles de salvadoreños”, escribió en Twitter. Sin embargo, hoy aseguró que es respetuoso de la Sala de lo Constitucional y que incluso se ha reunido con los magistrados.

“Hemos tenido acercamientos con la Sala de lo Constitucional, CSJ, diputados, tratando de llegar a acuerdos, y me decían que ‘nosotros en nuestra resolución pusimos que la cuarentena es obligatoria, solo que le quitamos las herramientas al Estado para que la aplique”, relató.

En 2012, el 14 de junio, la Asamblea Legislativa demandó, bajo la presidencia legislativa de Sigfrido Reyes, acompañado de Guillermo Gallegos, Francisco Merino y otros, a la Sala de lo Constitucional ante la Corte Centroamericana de Justicia (CCJ) para intentar no cumplir una sentencia de la Sala.