El director de la DFC, Adam Boehler, firmó el documento junto a la canciller Alexandra Hill. / Cortesía.

Economía

Bukele apuesta a la creación de empleos con América Crece El Salvador y Estados Unidos firmaron ayer un memorando de entendimiento para iniciar la ejecución de América Crece.

Redacción Economía

viernes 31, enero 2020 • 12:00 am

Compartir

El Salvador y el gobierno de Estados Unidos firmaron un memorando de entendimiento para iniciar la ejecución del programa América Crece, que busca fomentar la inversión del sector privado en infraestructura que necesita intervenciones urgentes, y generar empleos.

El presidente de la República, Nayib Bukele, aseguró que con esta iniciativa se crearán “cientos de miles de empleos”, y “miles de millones de dólares” en inversión privada desde Estados Unidos. “Solo este apoyo es más grande que lo que normalmente generamos con nuestra economía. Esto es lo histórico que logramos con esta firma”, agregó.

El convenio fue suscrito por la canciller de la República, Alexandra Hill; la ministra de Economía, María Luisa Hayem; el director de la Corporación Financiera de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (DFC), Adam Boehler; y el embajador Ronald Johnson.

Boehler explicó que esta iniciativa incluye asistencia técnica a los “aliados democráticos”de Estados Unidos en toda Latinoamérica, y a nivel subregional en El Salvador, Honduras y Guatemala. El país es el primero del Triángulo Norte en unirse a este acuerdo, añadió.

La iniciativa América Crece inició en 2018, bajo la administración del presidente Donald Trump, “y pretende canalizar recursos y experiencia” para ayudar a los países a atraer inversión privada a través de mejora regulatoria e intervenciones en infraestructura.

En agosto de 2019, Estados Unidos anunció la creación de la DFC, una nueva agencia de cooperación internacional, que sustituyó a la Corporación de Inversión Privada en el Extranjero (OPIC), con la promesa que buscaría duplicar su portafolio de proyectos en América Latina en los próximos años, así como continuará financiando sus planes de desarrollo en El Salvador por más de $1,000 millones.