El BCR registra dos cajeros de bitcoin en El Salvador. / DEM

Economía

Bukele afirma que negocios están obligados a aceptar pagos en bitcoin El presidente Bukele afirmó que los negocios, tanto pequeños como grandes, deberán aceptar el bitcoin como medio de pago.

Uveli Alemán

jueves 10, junio 2021 • 3:45 am

Compartir

El presidente de la República, Nayib Bukele, aclaró que los negocios están obligados a aceptar pagos o cualquier tipo de transacción en bitcoin si el cliente así lo prefiere.

“El bitcoin es una moneda legal y como moneda legal es mandatorio aceptarla en cada transacción”, manifestó el mandatario en una sala de conversación en Twitter realizada la noche del martes con inversionistas.

Bukele dio estas declaraciones mientras que en la Asamblea Legislativa aún se discutía la aprobación de la Ley Bitcoin, una propuesta que el Ministerio de Economía (Minec) entregó en la tarde del mismo martes. El documento se aprobó sin ninguna modificación.

7ArtículoEl artículo 7 de la Ley Bitcoin establece la obligación para que los agentes acepten el bitcoin.

El artículo 7 de la ley establece que todo agente económico deberá aceptar bitcoin como forma de pago cuando así sea ofrecido por quien adquiere un bien o servicio. Sin embargo, durante la discusión del proyecto, tanto diputados de Nuevas Ideas como de Gana defendieron que el uso de la criptomoneda era voluntario.

El legislador Caleb Navarro, de Nuevas Ideas, aseguró que el comerciante podrá decidir si acepta los fondos en bitcoin o en dólares, debido a que la ley permite una “convertibilidad automática e instantánea de bitcoin a dólar”. Guillermo Gallegos, de Gana, aseguró que “no se le va obligar a nadie”.

Puntos encontrados

Durante la aprobación de la ley, los diputados de Nuevas Ideas y Gana defendieron que el uso de bitcoin era voluntario, pero Bukele dijo que los negocios están obligados a aceptarla.


 

El bitcoin es una moneda legal y es mandatorio aceptarla en cada transacción. Tú puede pagar préstamos, incluso si tienes un contrato previo”.
Nayib Bukele
Presidente de El Salvador

El comerciante podrá decidir si acepta los fondos en bitcoin o en dólares, debido a que la ley permite una convertibilidad automática”.
Caleb Navarro
Diputados de NI

Un mandato.

Por su lado, Bukele defendió en varias ocasiones durante la entrevista con inversionistas -que duró cerca de una hora- que es obligatorio aceptar los pagos en bitcoin. El mandatario enfatizó que la medida es aplicable para negocios locales como extranjeros.

Puso de ejemplo que si un salvadoreño compra en una cadena de comida rápida se le debe aceptar el pago en bitcoin, sí así lo dispone. Lo mismo ocurre hasta con un vendedor de sorbetes, sumó.

“Las monedas extranjeras tú puedes aceptarlas, pero no estás obligado. El bitcoin es una moneda legal y será tratada como moneda nacional, así que todos tendrán que usarla”, sumó.

El mandatario adelantó que para cubrir el riesgo de los negocios se creará un fideicomiso de $150 millones que administrará el Banco de Desarrollo de El Salvador (Bandesal), un instrumento que funcionaría como caja de convertibilidad para respaldar las transacciones en bitcoin.

La propuesta de creación se enviará en los próximos días al pleno legislativo, además de una iniciativa para otorgar beneficios migratorios a los inversionistas interesados en desarrollar proyectos vinculados al bitcoin, tales como residencia permanente.

Bukele dijo que Strike será el responsable de hacer una billetera para el Gobierno, aunque cada salvadoreño podrá elegir entre las opciones que estén en el mercado.

Defenderán bitcoin ante FMI

En la misma reunión con inversionistas, el presidente Bukele anunció que este jueves tendrá una reunión con personeros del Fondo Monetario Internacional (FMI), en la cual defenderá la legalización de la criptomoneda.

A Bukele se le preguntó sobre el acuerdo crediticio que El Salvador negocia con el FMI y cómo podría incidir la Ley Bitcoin en el proceso, a lo que el mandatario se refirió que la criptomoneda es una oportunidad de negocio y crecimiento económico.

“Esto no debería ser preocupación. Debería ser apoyada, creo. Trato de no ser pesimista sobre lo que el FMI pensaría”, dijo.