Vehículos daños en la ciudad israelí de  Holon, cerca de Tel Aviv, después de que el grupo palestino Hamas lanzara cohetes desde la Franja de Gaza./AFP

El Mundo

Bombardeos mutuos entre palestinos e israelíes dejan víctimas y destrucción Los grupos armados palestinos han lanzado "unos 250 cohetes hacia Israel en las últimas 24 horas", dijo la ONU

AFP

martes 11, mayo 2021 • 1:38 pm

Compartir

Al menos dos civiles israelíes han muerto este martes por el impacto en edificios de la ciudad israelí de Ascalón (sur) de varios proyectiles disparados desde la Franja de Gaza, en medio de un repunte de la violencia que ha dejado más de 25 palestinos muertos por bombardeos israelíes contra el enclave.

Fuentes de los servicios de emergencia Magen Adom han indicado que una de las víctimas es una mujer de unos 60 años, mientras que la segunda es otra mujer de cerca de 80 años. Los ataques han dejado además decenas de heridos, uno de los cuales está en estado crítico, según el diario israelí 'Yedioth Ahronoth'.

La ciudad de Ascalón ha sido uno de los principales objetivos de los proyectiles disparados desde el lunes desde Gaza, mientras que durante la jornada de este martes han impactado varios en la ciudad de Ashdod. Asimismo, el jueves impactaron varios cohetes en los alrededores de Jerusalén.

En este sentido, el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) ha asegurado este mismo martes que ha lanzado más de 135 proyectiles en el espacio de cinco minutos contra Ascalón, antes de advertir de que "hay muchos más", por lo que está previsto que los ataques continúen. Por su parte, el Ejército de Israel ha indicado que desde este lunes se han disparado 630 cohetes desde la Franja de Gaza, de los cuales 480 cayeron en Israel y 150 fallaron.

La oficina de Derechos Humanos de la ONU ha indicado que los grupos armados palestinos han lanzado "unos 250 cohetes hacia Israel en las últimas 24 horas" con al menos 17 civiles israelíes heridos.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, ha evaluado la situación con el ministro de Defensa, Benny Gantz, y ha prometido "intensificar la intensidad y el ritmo" de los ataques sobre la Franja de Gaza. "Estamos en mitad de una campaña", ha subrayado, al hablar de los bombardeos iniciados el lunes y que tendrían como objetivo a altos mandos de Hamás, informa 'Times of Israel'.


Personal israelí de emergencia camina frente a un bus en llamas en Holon, cerca de Tel Aviv, tras los ataques palestinos./AFP

De hecho, el ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, ha autorizado el despliegue de 5.000 reservistas en el marco de los bombardeos y el Ejército de Israel está trasladando en este momento fuerzas blindadas hacia la Franja de Gaza y que han lanzado una gran ofensiva contra las capacidades de lanzamiento de Hamas, según recoge 'The Times of Israel'.

Gantz se ha mostrado igual de combativo en Twitter tras las reuniones entre miembros del Gobierno y mandos militares y ha prometido seguir atacando a Hamás y a Yihad Islámica: "Por cada día que disparen contra ciudadanos israelíes, les haremos retroceder años". Las Fuerzas Armadas de Israel han exhortado a los civiles palestinos a alejarse de potenciales objetivos de las milicias.

Al menos 30 personas, incluidos niños, murieron cuando Israel atacó la Franja de Gaza en respuesta al lanzamiento de cohetes del movimiento islamista Hamás, que dijo que sus ataques buscaban forzar a las fuerzas israelíes a salir de la Explanada de las Mezquitas en Jerusalén, el tercer lugar más sagrado del Islam.

EEUU llama a cesar muertes de civiles

Estados Unidos llamó el martes tanto a Israel como a los palestinos a cesar las muertes de civiles, algo que consideró "profundamente lamentable" después de los ataques aéreos del estado hebreo en respuesta al lanzamiento de cohetes de Gaza.

Israel tiene derecho a defenderse. Al mismo tiempo, los informes de muertes de civiles son algo que lamentamos y nos gustaría que cesara". Ned Price,  portavoz del Departamento de Estado de EEUU. 

"No queremos ver provocaciones. Las provocaciones que hemos visto han resultado en una pérdida de vidas profundamente lamentable".

"Seguimos pidiendo calma, seguimos pidiendo a todas las partes que reduzcan la escalada y actúen con moderación", añadió.

 

Condenas internacionales

En Canadá, que al igual que Estados Unidos es un aliado clave de Israel, el primer ministro Justin Trudeau calificó la violencia de "terrible". 

"Debe haber una desescalada de inmediato. Necesitamos ver un cese de la violencia y los ataques", dijo Trudeau a periodistas.

"Los ataques con cohetes de Hamas son absolutamente inaceptables. También estamos muy preocupados por los asentamientos y los desalojos de palestinos", agregó.

La ONG Consejo Noruego para los Refugiados (NRC, por sus siglas en inglés) ha instado a las partes del conflicto a evitar una escalada y prevenir la pérdida de vidas. "El miedo y el sufrimiento entre los civiles se hace sentir desde las familias que se enfrentan a la expulsión de sus hogares en Sheikh Jarrah, hasta los niños en Gaza bajo los incesantes ataques aéreos, y las familias en Israel bajo los ataques indiscriminados con cohetes", ha dicho el presidente del NRC, Jan Egeland.

"Pedimos a todas las partes del conflicto que pongan fin a las provocaciones y garanticen la protección de los civiles", ha dicho, y pedido a "la comunidad internacional a que utilice toda su influencia para poner fin a las violaciones del derecho internacional, incluidos los desalojos forzosos en Sheikh Jarrah, y para que todas las partes, tanto israelíes como palestinas, den un paso atrás y eviten el sufrimiento y la pérdida de vidas".

También, el director regional del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) para Oriente Próximo y Oriente Medio, Fabrizio Carboni, ha hecho un llamamiento a la desescalada de tensiones. "Recordamos a todas las partes que deben respetarse todos los principios de conducción de las hostilidades, por ejemplo, los ataques directos e indiscriminados contra civiles están prohibidos por el Derecho Internacional", ha reiterado Carboni.