De izquierda a derecha: Mariano Flores, Rolando Duarte, y Valentín Arrieta, ejecutivos de la Bolsa de Valores de El Salvador, aseguraron que el mercado bursátil nacional no reporta pérdidas por la crisis de salud. /DEM

Economía

Bolsa de Valores: “Hay contagio de pánico financiero” Pese a las caídas históricas de los mercados bursátiles mundiales, la Bolsa de Valores de El Salvador aseguró que no hay impacto en el país.

Uveli Alemán/AFP

jueves 12, marzo 2020 • 1:19 pm

Compartir

Lo que hay es un “contagio de pánico financiero”, indicó este jueves la Bolsa de Valores de El Salvador (BVES) al descartar afectaciones en el mercado nacional por la crisis del coronavirus que lastra los índices bursátiles de Estados Unidos y Europa.

El pánico generado por la epidemia se apoderó de los mercados internacionales este jueves por la mañana. Una tras otra, las principales bolsas europeas se desplomaron hasta niveles no vistos en décadas, o incluso en términos absolutos. París cedió 12.28 %, su máximo histórico, Fráncfort 12.24 %, su peor resultado desde 1989, Londres 9.81 %, su peor resultado desde el "Black Monday" de octubre de 1987.

Más tarde, la Bolsa de Valores de El Salvador sentó postura para tranquilizar el mercado interno y su presidente, Rolando Duarte, aseguró que a nivel nacional no se ha sufrido ningún impacto y lo que hay es un “contagio de pánico financiero”.

"Nuestro mercado no ha sufrido un efecto como en las bolsas de Estados Unidos y Europa (...) Nuestro sistema financiero es sólido, hay un sistema financiero con mucha liquidez; por lo cual, el mensaje es mantener clama", indicó Duarte.

Duarte explicó que las bolsas de Estados Unidos y Europa corresponden a instrumentos renta variable, acciones como Apple o del petróleo. Por lo tanto, al enfrentarse a crisis como el coronavirus se desploman por la perspectiva del mercado. Sin embargo, el mercado bursátil salvadoreño se centra en renta fija, es decir, en emisión de bonos.

Explicó que al existir este tipo de crisis, los inversionistas de renta variable migran a instrumentos de renta fija. Se traduce en alza del precio de las Letras del Tesoro y bonos de Estados Unidos, y por ese incremento de demanda se ha reducido la tasa de interés.


“Se están haciendo colocaciones perfectamente (en la bolsa nacional). Hay liquidez, no hemos sentido nosotros en ningún momento disminución de nuestras transacciones y eso nos indica que la gente sigue teniendo confianza”, sumó.