El presidente de EE.UU., Joe Biden, presentó ayer su plan de política exterior con el que espera recuperar “la credibilidad y la autoridad moral” de EE.UU. frente a la comunidad internacional. Biden dijo ayer que la diplomacia y el respeto estarán en el centro de su política exterior en los próximos cuatro años.

El Mundo

Biden revierte el enfoque de Trump en política exterior El plan de Biden en política exterior se compromete a “defender nuevamente la democracia y los derechos humanos en todo el mundo”.

Redacción DEM / Agencias

viernes 5, febrero 2021 • 3:30 am

Compartir

El presidente de EE.UU., Joe Biden, presentó ayer su plan de política exterior con el que espera recuperar “la credibilidad y la autoridad moral” de EE.UU. frente a la comunidad internacional. Biden dijo ayer que la diplomacia y el respeto estarán en el centro de su política exterior en los próximos cuatro años.

“Trataremos con nuestros adversarios y competidores por la vía diplomática”, dijo el presidente en su primera visita al Departamento de Estado desde que asumió el cargo.

Biden aseguró que detendrá la retirada de las tropas estadounidenses estacionadas en Alemania, pondrá fin al apoyo a la ofensiva militar de Arabia Saudita en Yemen, y hará del apoyo a los derechos LGBTQ una piedra angular de su diplomacia, según reportes de la cadena Telemundo.

 

Desafíos diplomáticos.

Tanto Biden y sus funcionarios diplomáticos han subrayado que los desafíos más abrumadores que enfrenta Estados Unidos van desde la amenaza existencial del cambio climático hasta la amenaza transnacional de ataques cibernéticos y la competencia entre pares de una China cada vez más agresiva.


Fuentes de la CNN dicen que la administración Biden ahora está llevando a cabo una serie de revisiones de los desafíos de la política exterior a medida que determina su propia política.  Pero que el presidente Biden ha indicado que buscará enmarcar su política exterior en torno a reforzar las alianzas y regresar al multilateralismo después de la era de “Estados Unidos primero” de Trump.

Biden remarcó que las relaciones de EEUU con el resto del mundo sufrieron “cuatro años de negligencia y abusos” por parte del presidente Donald Trump, a quien ni siquiera mencionó.

 

Biden amplía cuota de refugiados.

Biden también anunció ayer su intención de multiplicar por ocho el número de refugiados que pueden ser admitidos en EE.UU. desde el mínimo histórico impuesto por Donald Trump al final de su mandato.

De acuerdo con una promesa de campaña, Biden ha establecido la cuota anual de refugiados que pueden ser admitidos bajo el programa de reasentamiento en 125.000, en comparación con 15.000 para el año presupuestario actual.

“Hoy voy a aprobar una orden ejecutiva para comenzar el duro trabajo de restaurar nuestro programa de admisiones de refugiados para contribuir a responder a una necesidad global sin precedentes”, dijo Biden en su primer discurso sobre política exterior en el Departamento de Estado.

“Nos enfrentamos a una crisis de más de 80 millones de desplazados que sufren en todo el mundo”, dijo el mandatario, al anunciar un decreto presidencial que permite “aumentar las admisiones de refugiados a 125.000 para el primer año fiscal completo” del nuevo gobierno, que comenzará el 1 de octubre.

“Hemos proporcionado refugios seguros para quienes huyen de la violencia y la persecución, y nuestro ejemplo ha llevado a otros países a abrir sus puertas de par en par”. Joe Biden, presidente de EE.UU.

Este programa solo concierne a los refugiados seleccionados por las agencias de inteligencia y seguridad del país en campamentos de Naciones Unidas en todo el mundo.

Se opta principalmente entre los más vulnerables, como los ancianos, las viudas y los discapacitados. El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi, acogió con satisfacción este anuncio.

 

ACNUR celebra medidas migratorias de EEUU

La agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) celebró las nuevas medidas migratorias anunciadas por el Gobierno de Estados Unidos, encaminadas a las personas que “necesitan protección contra la persecución y violencia” porque, a su juicio, envían “una señal importante a todos los países para formular respuestas que sean a la vez humanas y seguras”.

El ACNUR asegura que los anuncios “reflejan auténticos valores humanitarios y reafirman el liderazgo de Estados Unidos ante los niveles de desplazamiento forzado que se observan actualmente en el mundo y que no tienen precedentes desde la Segunda Guerra Mundial”.

 

El dato

Naciones Unidas dice que el número de refugiados acogidos en el mundo nunca ha sido tan bajo en veinte años a pesar de los niveles récord de desplazamientos forzados.