En medio de la pandemia, El Salvador se enfrentó a dos eventos de lluvias en 2020 que dejaron daños en infraestructura.

Economía

BID aprueba $400 millones para atender desastres naturales y emergencia de salud en El Salvador El nuevo préstamo se destinará para amortiguar el impacto de los desastres naturales y la emergencia en salud dentro de las finanzas públicas.

Uveli Alemán

jueves 14, octubre 2021 • 11:58 am

Compartir

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) anunció hoy la aprobación de un préstamo contingente por $400 millones para apoyar las finanzas públicas ante desastres naturales y emergencias sanitarias, tales como la originada por el covid-19.

El multilateral, con sede en Washington, señaló que la nueva operación financiera permitirá a El Salvador mejorar su resiliencia financiera frente a los terremotos, ciclones tropicales, erupciones volcánicas y futuros brotes epidémicos y pandémicos.

El BID indicó que El Salvador es un país “altamente expuesto y vulnerable” a las amenazas naturales y a eventos de salud pública, tal como la pandemia del covid-19 que empujó a la economía nacional a su peor recesión de los últimos 40 años.

Se prevé que los eventos climáticos, que afectan sobre todo a las mujeres, aumenten su frecuencia e intensidad. “La materialización de estos riesgos constituye un importante pasivo fiscal contingente ya que generaría grandes necesidades de financiamiento”, indicó el BID en un comunicado.

$400MillonesEl BID aprobó un préstamo de $400 millones a El Salvador para atender emergencias por eventos climáticos y salud.

De los $400 millones, el BID detalló que un tramo de $300 millones se destinarán para atender emergencias por terremotos y ciclones tropicales, y $100 millones para erupciones volcánicas, y futuros brotes epidémicos y pandémicos.

La operación tiene un plazo de amortización de 25 años, con un período de gracia de cinco años y medio a una tasa de interés basada en la LIBOR.


Este préstamo se estructuró bajo la Facilidad de Crédito Contingente para Emergencias por Desastres Naturales y de Salud Pública (CCF, por sus siglas en inglés), una herramienta creada por el BID para fomentar la resiliencia financiera en los países socios.

La entidad bancaria señaló que se tiene una cobertura en 15 países de la región por un monto global de $2,5000 millones.

El Salvador “fortalecerá su capacidad para desplegar una respuesta rápida y efectiva a las emergencias, incluyendo actividades de asistencia humanitaria, la rehabilitación de servicios públicos, entre otras medidas de respuesta a las emergencias”, agregó el BID.

La operación también permitirá al país acceder a recursos en caso de emergencias por desastres naturales y de salud para financiar gastos públicos extraordinarios dirigidos a la población afectada.