El BCIE, el brazo financiero de la integración económica, espera que con la nueva conformación de la Asamblea Legislativa se avance en la aprobación de créditos con multilaterales. /DEM

Economía

BCIE confirma que nuevo préstamo se utilizaría para pagar deuda de corto plazo El Ministerio de Hacienda llevará la próxima semana la propuesta del préstamo por $600 millones a la Asamblea Legislativa.

Uveli Alemán

viernes 30, abril 2021 • 11:14 am

Compartir

El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) confirmó que el nuevo préstamo por $600 millones se podrá utilizar para que el Ministerio de Hacienda pague deuda de corto plazo.

Esta semana, el Directorio Ejecutivo del BCIE aprobó un financiamiento de $600 millones -considerada la operación más grande del banco desde su creación en 1960- para apoyar la recuperación económica de El Salvador tras la crisis generada por la pandemia del covid-19.

Durante una rueda de prensa con periodistas salvadoreños, realizada este viernes, Dante Mossi, presidente ejecutivo del BCIE, informó que el préstamo se diseñó para permitir al Gobierno de El Salvador reconocer el gasto que hizo en el Fideicomiso para la Recuperación Económica de las Empresas (Firempresa), lanzado en octubre de 2020.

 Esto lo que significa en términos pragmáticos es que, en efecto, el Gobierno va a canjear deuda de corto plazo, cara, por deuda de largo plazo a menos precio. Obviamente hay un beneficio directo para el pueblo salvadoreño en este nuevo financiamiento”.
Dante Mossi
Presidente del BCIE

¿De qué deuda se habla?

En septiembre de 2020, el Ministerio de Hacienda realizó una emisión de $645.8 millones de Certificados del Tesoro (Cetes) y un mes después, en octubre, anunció que utilizaría $600 millones de esa deuda para fondear el Firempresa.

Mossi se refiere a canjear deuda cara por fondos más baratos, pues las Cetes emitidas para el Firempresa se colocaron a 7.5 % mientras que el préstamo con el BCIE se estructuró para pagarlo en 20 años, con cinco de gracia, a una tasa de interés anual indicativa de 2.5 %.


Esta no es la primera vez que el Gobierno salvadoreño utiliza nueva deuda para honrar compromisos. El año pasado, el Ministerio de Hacienda utilizó recursos obtenidos de una emisión de $1,000 millones en bonos para pagar más de $400 millones en Cetes que había colocado para entregar el subsidio de $300 a las familias afectadas por la crisis.

El Firempresa se creó para entregar subsidio a la planilla de patronos del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) y otorgar créditos productivos a formales e informales. Estos recursos son administrados por el Banco de Desarrollo de El Salvador (Bandesal).

Sin embargo, por una baja demanda para el subsidio de nómina y de formales, Bandesal impulsó un paquete de reformas para incluir al sector de artistas y cooperativas de pescadores con subsidio, además de destinar recursos a taxistas y empresarios de transporte escolar y turístico.

20AñosEl crédito con el BCIE se estructuró para pagarse en 20 años. En tanto, las Cetes deben honrarse en septiembre próximo.

LE RECOMENDAMOS: Subsidios de hasta $50,000 y créditos de hasta $500,000 por la pandemia

El presidente del BCIE señaló que la institución revisará que todos los créditos sean elegibles para recibir los recursos. Adelantó que, una vez aprobado y ratificado el préstamo, se realizará un primer desembolso de entre $200 y $270 millones para reconocer operaciones.

El “resto serán créditos que el Gobierno sí ha otorgado a través de este fideicomiso y eso es dinero fresco o si ya el Gobierno había programado algún financiamiento interno caro para proveer esto, pues será reemplazado por el nuestro”, agregó Mossi.

En tanto, el ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, confirmó el miércoles pasado que la próxima semana llevará la propuesta a la nueva Asamblea Legislativa.

El BCIE espera que el préstamo beneficie a 21,000 micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes), de las cuales unas 14,755 están bajo la dirección de mujeres salvadoreñas. En total, se pretende apoyar la creación de 100,000 empleos.

El multilateral estima que el crédito apoyará a cuatro millones de personas, entre propietarios, empleados y grupos
familiares. Los fondos serán canalizados por 13 instituciones financieras.