Entre los proyectos a futuro de El Salvador están los estudios para impulsar el proyecto del Tren del Pacífico, en el cual se están gestionando apoyos de Corea del Sur. / DEM

Economía

BCIE analiza proyectos de inversión en El Salvador por más de $1,000 millones Solo en 2020, la entidad autorizó préstamos para el país por $363 millones. El presidente del banco asegura que analizan el perfil de deuda, pero que el apalancamiento es necesario en la crisis.

José A. Barrera

jueves 10, septiembre 2020 • 12:03 am

Compartir

El Banco Centroamericano para la Integración Económica (BCIE) se ha fortalecido como prestamista de El Salvador durante la crisis sanitaria y económica provocada por la pandemia del covid-19.

El banco regional se muestra interesado en inyectar más fondos para impulsar la etapa de reactivación de la economía salvadoreña, que ha sido la más golpeada de Centroamérica en 2020.

Raúl Castaneda, gerente de país del BCIE en El Salvador, explicó que la entidad tiene 14 operaciones activas con el Estado y solo en 2020 se han formalizado desembolsos por $363 millones. Agregó que se tienen además otros planes de inversión pendientes de llevar al directorio del banco por $665 millones adicionales.

De acuerdo con los representantes del organismo multilateral, el país sigue teniendo perfil para nuevos créditos, pese a que cerrará el año con una deuda superior al 90 % con relación al Producto Interno Bruto (PIB).

En tiempos normales tomar mucha deuda para cualquier país del mundo no es una buena política, si no se tiene un buen uso sobre esa deuda, eso es general como regla de oro”.
Dante Mossi,
Presidente del BCIE.

Dante Mossi, presidente del BCIE, explicó que el banco revisa técnicamente los perfiles de los países, pero considera que los préstamos de la entidad son una palanca para el desarrollo, en particular en un ambiente como el generad por la crisis, el cual calificó como el peor impacto en el mundo en 100 años.


En tiempos normales tomar mucha deuda para cualquier país del mundo no es una buena política, si no se tiene un buen uso sobre esa deuda, eso es general como regla de oro”, dijo Mossi.

El banquero explicó que, en ese sentido, están sosteniendo reuniones de coordinación con otros organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) sobre cuál es la mejor estrategia para apoyar a los países de Centroamérica en la etapa de reactivación pospandemia.

$450MillonesEl tope anual para desembolsos del BCIE a los países miembros es de $450 al año. En 2020 la entidad autorizó préstamos por $360 millones para El Salvador.
6PuntosDante Mossi explicó que la crisis ha puesto a prueba a las economías de la región. Se estima que la región requerirá de hasta 6 puntos del PIB para inyectar liquidez.

Mossi dijo que el papel del banco en esta etapa es clave, no solo para El Salvador, sino para los países del istmo que tienen que enfrentar una severa caída del PIB. Añadió que las  previsiones del deterioro de la economía regional se ubican en escenarios que van del 6 % al 8 %.

Castaneda, por su parte, agregó que la entidad tiene carpetas de proyectos adicionales por $1,001.8 millones los cuales aún deben ser revisados por el directorio, pero que tendrán que ser priorizados por en conformidad de la ejecución de los mismos, en especial por el tope de $450 millones anuales que desembolsa el BCIE por año a los países y porque además depende de las negociaciones entre el Ejecutivo y el Legislativo.

El banco tiene préstamos aprobados pendientes de ser formalizados (aprobados por la Asamblea Legislativa( de una diversidad de proyectos de seguridad, desarrollo social, entre otros”.
Raúl Castaneda,
Gerente de país del BCIE en El Salvador.

¿Cuál es el poyo financiero del BCIE?

  1. Seguimiento: Junto con los préstamos, están cooperando con los países en evaluaciones y seguimiento a indicadores deuda sobre PIB y tiene que ver con la Ley de Responsabilidad Financiera.
  2. Proyección: El BCIE fue uno de los primeros en activar líneas de apoyo para El Salvador tanto para atender la emergencia sanitaria como para contener la crisis económica.
  3. Logística: Tiene una participación activa en el impulso a la estructura logística como el apoyo para las mejoras en la autopista al Puerto de La Libertad, incluyendo el bypass en construcción.
  4. Ferry: Además, da impulso al proyecto del ferry entre El Salvador y Costa Rica, que acompañan en la adecuación de Puerto Caldera y a la empresa que planea administrar la ruta.

Conclusiones

El banco regional se muestra interesado en inyectar más fondos para impulsar la etapa de reactivación de la economía salvadoreña, que ha sido la más golpeada de Centroamérica por la crisis económica derivada de la pandemia del covid-19. El país sigue teniendo perfil para nuevos créditos, pese a que cerrará el año con una deuda superior al 90 % con relación al Producto Interno Bruto (PIB), pero rcomienda prudencia y buen uso de los fondos urgentes para la etapa de recuperación.