El Bayern enfrentará a la revelación del torneo, el Tigres de México, que derrotó al Palmeiras en la otra semifinal. / Agencias

Deportes

Bayern de Múnich será rival de Tigres en final del Mundial El Bayern, que busca el pleno de títulos en juego el curso 2020 (Champions, Bundesliga, Copa alemana, Supercopa de Alemania, Supercopa de Europa y Mundial de Clubes) está ya a un paso coronar su exitosa temporada.

Europa Press

lunes 8, febrero 2021 • 1:45 pm

Compartir

El Bayer Múnich alemán se convirtió este lunes en el segundo finalista del Mundial de Clubes que se está diputando en Doha después de cumplir este lunes los pronósticos y ganar por 0-2 al Al Ahly egipcio, aunque no exhibió la habitual versión arrolladora y le bastó el acierto goleador de Robert Lewandowski.

El campeón de Europa se citará este jueves con el Tigres mexicano en busca de cerrar el sextete de títulos y seguramente dé un paso adelante en su intensidad después de una puesta en escena en el torneo menos explosiva de lo esperado en el Estadio Al Rayyan.

El conjunto de Hansi Flick dominó el partido casi siempre ante un voluntarioso campeón africano, que ofreció más resistencia en la segunda mitad, y aunque tampoco llevó demasiado peligro hacia la portería de Manuel Neuer, mantuvo la emoción hasta casi el final cuando el '9' polaco acabó con ella.

El Bayern, con el mediocentro español Marc Roca en el once titular, salió fuerte y dispuesto a abrir pronto el partido para jugar con más comodidad. El equipo alemán acechó la portería de Mohamed El Shenawy y parecía que podría firmar una de sus goleadas cuando Lewandowski remachó a la red pasado el cuarto de hora el 0-1 tras una buena jugada colectiva.

Sin embargo, el líder de la Bundesliga tampoco dio la sensación de querer acelerar demasiado, sin renunciar a buscar el gol. Lewandowski fue de nuevo el que estuvo más cerca de hacerlo antes del descanso, pero su uno para uno se fue por encima del larguero.

Tras el descanso, el Al Ahly trató de abrirse un poco más, pero tampoco encontró caminos claros hacia Neuer. El Bayern dominó el encuentro, pero la escasez de su renta mantuvo algo de tensión hasta que Sané metió un buen centro al segundo palo donde estaba solo para cabecear y sentenciar en el minuto 86 el goleador polaco.