Moris Bercián Machón enfrentó un juicio en el Tribunal Quinto de Sentencia./ DEM

Nacionales

“Barney” siempre salió bien librado

Juan Carlos Vásquez

lunes 7, mayo 2018 • 12:01 am

Compartir

Moris Alexander Bercián Machón, “Barney”,  siempre ha salido bien librado de los procesos penales y de las investigaciones.

En junio del año 2007, un testigo criteriado, al declarar en una vista pública en el Tribunal de Sentencia de Sonsonate, lo señaló de haber ordenado la ejecución de 19 personas en ese departamento.

Pero solamente 15 de sus aliados fueron condenados por esos crímenes, con penas de 15 y 60 años de prisión. En ese juicio, “Barney” no fue procesado y las autoridades, a pesar de que el testigo lo mencionó, nunca lo procesaron por esos hechos. A este jefe de pandilla, la Policía y Fiscalía lo han calificado como uno de los peores homicidas en la historia del país.

Los casos que se conocieron en ese juicio fueron crímenes contra varias personas, entre sus víctimas habían taxistas, empresarios de transporte y estudiantes, quienes luego de ser ejecutados eran introducidos en bolsas de plástico y  los dejaba en predios baldíos y carreteras. La Fiscalía abrió la investigación de esos hechos y la denominó como el caso de “los embolsados”.

 

Un acta que nadie sabe de dónde salió


En otro caso, el Tribunal de Sentencia de Santa Tecla lo procesó por tráfico ilícito de seis kilogramos de cocaína valorados en $160,000 decomisados el 26 de septiembre de 2009, en la 1a  Calle Poniente, en el Barrio El Centro del Puerto de La Libertad.

Por ese caso, enfrentó vista pública en el año 2010, pero el Tribunal de Sentencia de Santa Tecla lo absolvió por un tecnicismo jurídico debido a que la droga no fue embalada debidamente por la Policía,  pero la Fiscalía presentó recurso de casación en la Sala de lo Penal, donde se le dio la razón y se ordenó un nuevo juicio en el Tribunal Quinto de Sentencia.

En este tribunal, a pesar de ser un delito grave, solo estaba con medidas, pero el 25 de septiembre de 2015 no llegó a firmar y le giraron orden de captura y se abrió un proceso al secretario de ese tribunal ya que la Fiscalía presumió que el pandillero incumplió las medidas y sin embargo aparecía como que había llegado a firmar.

En la causa penal 179-2-2015 del Tribunal Quinto de Sentencia, apareció un documento titulado “acta de presentación de imputado” en la que consta que el presunto narcotraficante Moris Alexander Bercián Machón, alias “Barney”, había llegado a firmar el 18 de septiembre de 2015, pero el resolutor del caso y la asistente de la Secretaría, así como el jefe de seguridad del Centro Judicial Isidro Menéndez, señalan que el imputado no compareció ese día, no obstante en el proceso está esa acta que nadie sabe de dónde salió.

“Barney” tenía medidas sustitutivas a la detención y había llegado a firmar los viernes 28 de agosto, 4 y 11 de septiembre de 2015, pero el 18 del mismo mes ya no compareció y fue cuando el fiscal, siete días después, interpuso un escrito pidiendo dejar sin efecto las medidas y se le girara la orden de captura.

Para resolver esa solicitud, el 28 de septiembre la secretaria interina del tribunal  revisó el expediente, ya que día atrás con su asistente y el resolutor de la causa habían corroborado que “Barney” no se había presentado a firmar.

Sin embargo la empleada judicial descubrió que en el expediente había una página suelta y sin foliar con el nombre de “Acta de Presentación de Moris Alexander Bercián Machón”, con fecha 18 de septiembre, eso dio lugar a que se abriera el expediente por esas irregularidades orientadas a favorecer a “Barney”.