La Asociación Ágape de El Salvador realizó su Vigésimo Segundo Banquete del Amor, en una cena simbólica que representa ayuno y diezmo con espíritu y conciencia social que contribuyen a mejorar las vidas de niños, jóvenes y adultos mayores del país, que se encuentran en condiciones de austeridad.

Escena

Banquete del Amor: Una cena de solidaridad por los más necesitados

Jocelyn Ortiz

viernes 17, mayo 2019 • 12:00 am

Compartir

La Asociación Ágape de El Salvador realizó su Vigésimo Segundo Banquete del Amor, en una cena simbólica que representa ayuno y diezmo con espíritu y conciencia social que contribuyen a mejorar las vidas de niños, jóvenes y adultos mayores del país, que se encuentran en condiciones de austeridad.

El evento se llevó a cabo en Hacienda Los Miranda, en donde se dio inicio entonando las notas del himno nacional, seguido de la transmisión de un documental con la dirección y producción de Fernando Vilanova, cineasta y director de fotografía, quien bajo el lema “Amor en cada Rincón” presentó la visión de la Asociación Ágape, a través de su programa PROSARIN.

El documental mostraba la calidez y la humanidad con la que son atendidas las personas beneficiadas de esta gran obra de amor.

Acto seguido, el padre Jack Hoak, Director General de Ágape, se dirigió al público para dar un cordial saludo y agradecimiento a las instituciones públicas y privadas, representantes de ONG´S y personalidades distinguidas.

“En 40 años que tiene Ágape de existir ha mostrado que su visión y misión de crecer más cada año sigue siendo esa realidad; de hecho, está por alcanzar a medio millón de personas beneficiadas”, comentó Hoak.


La mesa de honor la conformaron los miembros del Comité: Olga Miranda, Celina de Kriete, Carlos Enrique Araujo y el fundador y presidente de Ágape El Salvador, padre Flavián Mucci.

La cena contó con la participación artística de la Orquesta de Cámara de El Salvador, bajo la dirección del maestro Maximiliano Martínez; Conny Palacios, cantante solista; OPUS 503, trío de pop lírico y una puesta en escena de estatuas vivientes de San Francisco de Asís.