El grupo denominado G9 obligó al primer ministro y su comitiva a huir del lugar. Foto Captura de Video

El Mundo

Banda armada impide al primer ministro de Haití participar en un acto público El país caribeño vive una grave crisis de seguridad pública.

Europa Press

lunes 18, octubre 2021 • 2:34 pm

Compartir

Un grupo de hombres armados han impedido este lunes al primer ministro de Haití, Ariel Henry, participar en un acto público en Pont Rouge en la capital, cuando se disponía a depositar una ofrenda floral al monumento donde fue abatido Jean Jacques Dessalines, líder de la revolución haitiana.

Según la información recabada por la prensa haitiana, miembros de bandas fuertemente armados dispararon armas automáticas para obligar al primer ministro y su delegación, en la que había miembros del Gobierno y un gran aparato de seguridad, a retirarse y retroceder.


Henry iba a depositar una ofrenda en conmemoración del 215 aniversario del asesinato de Dessalines. No obstante, han sido las bandas armadas las que finalmente han rendido tributo al padre de la independencia haitiana, según los videos compartidos en las redes sociales.

Se trata del grupo armado G9, según 'Le Nouvelliste', cuyo líder, Jimmy Chérizier, a cara descubierta, ha desfilado acompañado de hombres fuertemente armados encapuchados y vestidos de blanco, hasta el monumento al líder de la revolución, donde ha depositado una ofrenda floral. En las camisetas de estos se podía leer "Jisitis para Jovenel" (Justicia para Jovenel) junto a una foto del presidente haitiano, Jovenel Moise, asesinado en julio en su propia casa.

Desde 2018 ningún jefe de estado ha podido ir a Pont Rouge, el distrito en el que está el monumento, controlado por las bandas armadas. La última vez que se hizo un acto oficial, en 2017, Moise acompañó al entonces primer ministro, Jean Henry Céant, y ambos tuvieron que huir rápidamente en medio de los intensos disparos de los grupos armados.

Haití se enfrenta a una creciente crisis de seguridad, que se une a la crisis política, social y migratoria que atraviesa desde hace meses. Precisamente este lunes, Estados Unidos ha señalado a una de las pandillas más poderosas de la isla caribeña, en concreto a la banda '400 Mawozo', por el secuestro de 17 misioneros estadounidenses.