Los préstamos bancarios crecieron 4.9 % anual en septiembre pasado. /DEM

Economía

Banca salvadoreña cierra tercer trimestre con números positivos 

Maryelos Cea

miércoles 24, octubre 2018 • 1:24 pm

Compartir

La banca salvadoreña cerró el tercer trimestre de este año con números halagüeños y una mejora en la rentabilidad, informó este miércoles la Asociación Bancaria Salvadoreña (Abansa).

Marcela de Jiménez, directora ejecutiva de la gremial, destacó que los préstamos crecieron 4.9 % anual en septiembre pasado. Con ello alcanzaron los $12,342.2 millones, $578.7 millones más que en 2017.

LEA TAMBIÉN: Riesgo de liquidez persiste en El Salvador, advierte la banca

Las empresas captaron la mayor parte de los recursos. Los créditos productivos sumaron $5,599.2 millones en septiembre, el 45.4 % del total. Otros  $4,285.5 millones correspondieron a préstamos para personas, que representaron el 34.7 % de la cartera. La adquisición de vivienda, con una participación del 19.9 %, acumuló  $2,456.7 millones.

Jiménez destacó que la mora bancaria sigue a la baja. Los préstamos y cuotas con más de 90 días en mora totalizaron  $236.9 millones, representando el 1.92 % de la cartera de créditos, 0.6 puntos porcentuales menos que en septiembre del año pasado.

Mientras tanto, los depósitos bancarios crecieron 5.9 % anual en septiembre y sumaron $12,084.5 millones, $668.7 millones más.


Aunque el desempeño de la banca es positivo, la situación fiscal del país sigue siendo un nubarrón gris en el panorama. Raúl Cardenal, presidente de Abansa, señaló hoy que sigue siendo necesario un consenso político para estabilizar las finanzas públicas.

Cardenal instó a la Asamblea Legislativa a lograr un pronto acuerdo para aprobar el presupuesto de 2019, incluida la emisión de deuda por $800 millones para pagar los Eurobonos que vencen en diciembre del próximo año. También señaló la necesidad de reformar la ley de responsabilidad fiscal, pues El Salvador - consideró - debe continuar conteniendo su gasto corriente y su déficit fiscal.

LE PUEDE INTERESAR: Abansa: banca se mantiene sólida