De acuerdo con el último reporte de la Superintendencia del Sistema Financiero (SSF), la banca nacional se mantiene sólida pese a los golpes de la pandemia del covid-19 en la actividad económica.

Economía

Banca resiste la pandemia y reporta aumentos en depósitos y activos El sector sale bien librado en los primeros seis meses de 2020, pese a que el país estuvo en cuarentena entre marzo y junio, y que la actividad productiva no se recupera al 100 %.

José A. Barrera

lunes 10, agosto 2020 • 12:03 am

Compartir

De acuerdo con el último reporte de la Superintendencia del Sistema Financiero (SSF), la banca nacional se mantiene sólida pese a los golpes de la pandemia del covid-19 en la actividad económica.

Los datos oficiales muestran crecimientos en indicadores claves como activos y depósitos, tanto en el comparativo de junio de 2019 contra el mismo período de 2020 como en el que va de febrero a junio del presente año, que fueron los meses con medidas de confinamiento.

Según el reporte de la SSF, los activos totales del sector cerraron el primer semestre del año en $20,013.7 millones, tras reportar un alza de $1,592.2 millones en comparación con el mismo período de 2019, es decir un 8 % más. La crisis no ha impactado este renglón, solo entre febrero y junio pasado se experimentó una alza de $557.7 millones (2.8 %).

Los depósitos reportados por los bancos también se mantienen en crecimiento, ya que subieron $1,655 millones entre junio de 2019 y junio de 2020 (11.5 %), mientras que en el período de febrero a junio de este año estos crecieron en $619.2 millones (4.3 %).

Los préstamos no han tenido la misma suerte, pese a que sí reportan un alza interanual de $1,592 millones equivalente a un 2.5 %, han comenzado a perder empuje. Entre febrero y junio pasado tuvieron un descenso de $149.2 millones (-1.2 %), según el reporte del sistema bancario de la SSF, tras pasar de un total de $13,275.9 millones en febrero a $13,126.7 millones en junio.


Mauricio Choussy, expresidente del Banco Central de Reserva (BCR) y analista económico, explicó durante su presentación “El comportamiento de la economía y el impacto del covid-19” que la banca ha resistido bien la pandemia y, contrario a la crisis de 2008, se mantiene sólida y con respaldo internacional.

“Las líneas de crédito de la banca internacional para la banca comercial no se han visto mermadas, sino que prácticamente se han mantenido. Esto no fue una característica de la crisis de 2008, cuando los bancos internacionales retiraron sus líneas de crédito a los bancos de América Latina”, explicó.

Durante su ponencia, organizada por la Asociación de Graduados de INCAE El Salvador, Choussy agregó que el sector resiste pese a que hubo un período de tres meses de prórrogas para los pagos de deudas.

Explicó, con datos hasta mayo, que el crédito solo crece al 1.86 %, el de vivienda subió en 2.26 % y el de consumo en 5.44 %, mientras que la construcción -que crecía al 34 %- perdió su ritmo y aumentó en un 19.48 % al quinto mes de 2020.

“¿Hacia dónde está dirigido el crédito? Fundamentalmente a las empresa donde vemos un crecimiento del 9.29 % y podemos concluir que la demanda de financiamiento es poca y eso está incentivando a la competencia por tasas, a pesar de que el riesgo de crédito está aumentando porque en una economía que se contrae el riesgo de crédito sube”, valoró.

De acuerdo con su reporte del segundo trimestre de 2020 de Banco Agrícola, el mayor del país, la institución posee un coeficiente de liquidez del 28.56 % y presenta una baja de 4.47 puntos porcentuales en comparación con el mismo mes de 2019.

“El coeficiente de liquidez representa la capacidad que tienen las entidades para responder ante las obligaciones de corto plazo. Al 30 de junio de 2020, el Banco Agrícola presenta un coeficiente de liquidez del 28.56 %, el cual es muy superior al parámetro mínimo establecido por la SSF, definido en 17 %”, describe la entidad bancaria.

Asimismo, la entidad presenta una sanidad de sus activos de riesgos. Los préstamos vencidos mayores a 90 días representan el 1.4 % (1.4 % en 2019) respecto a los préstamos totales, y la cobertura de reservas sobre el total de cartera vencida asciende al 219.8 %, contra el 204.8 % en 2019.

Cautela

Ricardo Castaneda, economista senior y coordinador de país para El Salvador del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), explicó que el incremento en los depósitos tiene que ver en parte con una mayor precaución de parte de los ahorrantes.

“(El incremento de los depósitos) podría tener una explicación porque parte de lo que está entrando a través de remesas las personas lo estén depositando como un ‘seguro’ porque no se sabe, ante la incertidumbre de qué es lo que va a pasar. Lo otro también puede estar relacionado con que las mismas personas ahora que tienen algún tipo de ingresos, también una parte lo coloquen en el banco como ese seguro”, valoró.

El economista, sin embargo, sostiene que el país debe tener en cuenta que la estructura de la economía (dolarizada) trae consigo retos importantes en una coyuntura como la que genera la crisis económica asociada con la pandemia.

“El gran riesgo que tiene la banca ahorita es que como somos una economía dolarizada, el flujo de dinero o dólares, depende de remesas, exportaciones, Inversión Extranjera Directa (IED), el ritmo de los tres se ha reducido considerablemente y puede haber un problema de liquidez”, dijo.

Y agregó que la alerta se enciende porque entre abril y mayo, cuando estaba lo más fuerte de las medidas de restricción y el Gobierno necesitaba recursos, se autorizó por el BCR reducir las reservas de liquidez  para que pudieran comprar Letras del Tesoro (Letes) y Certificados del Tesoro (CETES).

“Eso es bastante riesgoso porque las reservas de liquidez pretenden ser un seguro en el caso que los personas soliciten sus depósitos”, dijo.

 

Reconfiguración de la plaza

Banco Agrícola, subsidiaria del suramericano Bancolombia, sigue al frente del ranking bancario salvadoreño con $5,228.2 millones en activos (10.3 % más que en junio de 2019); sin embargo, el sector se ha reconfigurado tras la fusión de la operación de Banco Cuscatlán y Scotiabank, negocio que catapultó a la marca Cuscatlán del quinto puesto en junio de 2019 al segundo en 2020.

Cuscatlán (conformado por Cuscatlán SV -antes Scotiabank- y Cuscatlán) reporta activos combinados a junio por $3,745.7 millones, mientras que en depósitos alcanzó los $2,664.5 millones.

PODCAST El Mundo de los Negocios: Escuche en el primer episodio cuáles son los planes Imperia Intercontinental para seguir creciendo en El Salvador y llevar la marca Cuscatlán de regreso a Centroamérica

El movimiento ha generado además que el número de bancos se reduzca y pase de 14 en 2019 a 13 en 2020. El cambió desplazó al Banco de América Central que el año pasado ocupaba el puesto número dos del ranking hasta al cuarto lugar, mientras que Davivienda se mantiene en el tercero.

 

Siguen ganando, pero desaceleran

 

Dinámismo

En los primeros seis meses de 2020 las utilidades de los bancos, en su conjunto, han comenzado a bajar velocidad. Este sector fue el principal financista del Gobierno cuando inició la crisis.

 

Utilidades

A junio de 2019, las utilidades del sistema bancario alcanzaron los $101.6 millones, en tanto que para el mismo período de 2020 fue de $75.5 millones, lo que arroja una disminución del 25.2 %.

 

El líder

Banco Agrícola, la entidad que lidera el ranking local en operaciones, reportó utilidades netas por $32.4 millones, mientras que el año pasado eran de $50.2 millones.

 

Avance

Cuscatlán, como resultado de fusión con Scotiabank, ocupa el puesto dos del ranking con $14.4 millones, mientras que el año pasado -que operaba por separado- reportó beneficios de $7.69 millones.