El secretario de la alcaldía de San Miguel, Mauricio Campos, dio a conocer el protocolo de bioseguridad que implementarán en los cementerios municipales el próximo 2 de noviembre, cuando los salvadoreños visitan los camposantos por el Día de los Fieles Difuntos.

Nacionales

Autoridades migueleñas establecen restricciones en visita a cementerios debido a pandemia La municipalidad también estableció que no se permitirá el ingreso de niños, mujeres embarazadas, ni ancianos.

Rosa Fuentes

jueves 28, octubre 2021 • 5:18 pm

Compartir

El secretario de la alcaldía de San Miguel, Mauricio Campos, dio a conocer el protocolo de bioseguridad que implementarán en los cementerios municipales el próximo 2 de noviembre, cuando los salvadoreños visitan los camposantos por el Día de los Fieles Difuntos.

Este año se implementará una serie de restricciones para evitar contagios de covid-19, enfermedad causante de muchas muertes en el oriente del país.

Campos aseguró que la intención de la comuna es evitar las aglomeraciones en una fecha en la que miles de familias visitan las tumbas de sus seres queridos ya fallecidos.

El secretario municipal indicó que únicamente se permitirá el ingreso de tres personas por familia, quienes deben de usar mascarilla, y permanecer dentro del camposanto por un máximo de 45 minutos.

A los que ingresen al cementerio se les tomará la temperatura, deben de mantener el distanciamiento físico entre familias y mantenerse sólo en el área de la tumba de su ser querido.

Los tres que sean designados por el grupo familiar para ingresar no pueden ser niños, mujeres embarazadas o adultos mayores. "En nuestra sociedad este es el sector más vulnerable a sufrir gravedad en el contagio", añadió Campos.


Además, aseguró que queda completamente "prohibido totalmente el ingreso de ventas mucho más las de comidas". De igual forma las familias no podrán ingresar alimentos al recinto para evitar que los visitantes se quiten la mascarilla.

"Eso implica además el agrupamiento de personas y lo que se estamos tratando es romper la cadena de contagios que es tan frágil, con un asintomático en un grupo inmediatamente se contagian los demás", expresó el secretario municipal.

En el caso de los que se dedican a pintar tumbas, sólo se les permitirá el que posea el carnet de autorizado extendido por la municipalidad.

Las medidas estarán supervisadas por los elementos del Cuerpo de Agentes Municipales (CAM) trabajadores de la dirección de cementerios, empleados de la clínica municipal y dos médicos.

El protocolo comenzará a implementarse en todos los cementerios municipales desde el 31 de octubre y el horario de ingreso será de 8 de la mañana a 4 de la tarde, aseguró Campos.