La zona intervenida tiene fuerte presencia de pandillas y la gente vive bajo temor.

Nacionales

Autoridades exploran cementerio clandestino en Lourdes con hermetismo Algunos habitantes en Nuevo Lourdes aseguran que las autoridades han extraído unos 15 cadáveres entre ellos una niña.

Jaime López

jueves 28, octubre 2021 • 4:45 am

Compartir

Desde hace ocho días y con gran hermetismo, las autoridades trabajan  en la excavación de varias tumbas clandestinas en el cantón El Guarumal en Nuevo Lourdes Colón, en La Libertad, en busca de varios cadáveres de personas desaparecidas y asesinadas y que se presume fueron enterradas en esos terrenos.

Ni la Fiscalía General de la República ni la Policía Nacional Civil han querido brindar información sobre el procedimiento que desarrollan desde el miércoles 20 de octubre.

Un equipo de Diario El Mundo visitó ayer el lugar e intentó conocer de primera mano los avances de la investigación,  pero el fiscal del caso dijo que no estaba autorizado para brindar información y pidió que no se publicaran fotografías de la zona.

El fiscal explicó que la petición era para no alertar a los imputados de los casos que ahí se investigan y de esa manera entorpecer la investigación.

Sin embargo, algunos vecinos, con temor, dijeron tener conocimiento que las autoridades ya sacaron 15 cadáveres de tumbas clandestinas encontradas en la zona; solo el primer día, aseguran, que vieron que Medicina Legal llevaba siete cadáveres en sus vehículos.

Dijeron que entre los siete cadáveres del primer día de excavación, había una niña de 15 años de edad  desaparecida en ese lugar desde hacía unos meses.


Yo les hago un llamado a esas personas (que desaparecen personas) que se toquen el corazón y que piensen en uno de madre”. Madre de desaparecido

También presumen que otras dos de las víctimas, son los hermanos Karen y Eduardo Guerrero, privados de libertad el 18 de septiembre cuando se transportaban en un taxi de servicio de plataforma digital,  de   Lourdes Colón a Santa Tecla a visitar a unos amigos.

Pero esa información no fue confirmada ni por la Policía Nacional Civil ni por la Fiscalía General.

Lo cierto es que en la zona intervenida es amplia, boscosa, silenciosa y escabrosa. Los habitantes dicen que el lugar es peligroso, pero ahora que está el Ejército y la Policía trabajando en las fosas, se sienten seguros, pues no se ven las pandillas que les causan zozobra.

Un ciudadano expresó: “si están los soldados y la PNC está tranquilo, aquí es una zona oscura, se dice que aquí hay más de 500 cadáveres de personas desaparecidas y está plagada de pandilleros”.

Otro lugareño que hacía ejercicios físicos con sus dos pequeños hijos en la cancha que colinda con el terreno intervenido por las autoridades, afirmó que desconocía lo sucedido.

El hombre manifestó que en esa colonia, las personas no  mantienen ningún tipo de comunicación y se ven como desconocidos; por eso pasan desapercibidos muchos hechos de violencia que se dan en la zona.

Como ejemplo del pánico los habitantes experimentan; un ciudadano conversaba con los periodistas sobre la situación que a diario viven, pero al ver que se acercaba un vecino, dijo que ya no diría nada para no verse en problemas después.

Les pediría de favor que no vayan a publicar ninguna foto de este lugar porque alertaría a los delincuentes y entorpecería la investigación”. Fiscal del caso

En busca de desaparecido.

Pero entre la búsqueda y las excavaciones que realizan las autoridades con gran hermetismo, familiares de personas desaparecidas se acerca al sector, para ver si entre los cadáveres encontrados está el de su pariente.

La madre de un joven que desapareció hace tres años afirmó que aguarda  la esperanza que entre los cadáveres encontrados en las fosas del cantón Guarumal, estén  los restos de su hijo.

Al llegar a la zona, un militar recomendó a la madre que en ocho días fuera a la oficina de desaparecidos en  Medicina Legal y pregunte, si entre los cuerpos encontrados estaba el su hijo, Oscar Antonio Zacatares, de 24 años.

Según la progenitora, su retoño desapareció dos semanas antes de la Semana Santa de 2019. “Él trabajaba de mecánico en un microbús de la ruta 101, un día salió a cambiarle unas piezas a un microbús y ya no regresó”.

“Me aliviaría el dolor sí me ayudaran a encontrarlo para siquiera lograr enterrar sus huesitos”, afirmó la madre quien aún no se repone del dolor que lleva adentro.

“Es bien desesperante no saber nada de un hijo desaparecido. Estuvo preso un año y tres meses; fue a pagar una pena  que no debía. Después que salió de la cárcel solo estuvo libre un año y luego desapareció”, manifestó la señora. Agregó que el último día que vio a su hijo, le  había dicho que a las 12:00 del día regresaría y ya no volvió. “Yo le llamaba a su celular y nadie contestaba; solo oía que decían: no contestes, no contestes y a los cuatro días, le volví a llamar y solo unas caritas tristes me mandaron”.

En su búsqueda por dar con los restos de su hijo, la madre afirmó que ha ido a ver unos seis cadáveres que estaban enterrados en Lourdes, Colón.

En uno de los casos, la señora relató que se paró en un sitio y se hundió; ahí había un cadáver semienterrado en el sector conocido como Las Cañadas o Los Muros  y solo se le veía un pie y un zapato de por fuera, ya solo los huesos se le veían.

“Yo no le deseo a nadie esto”, confesó.

 

Varios casos en la zona

Cantón Lourdes en Colón, La Libertad es una de las zonas con más cementerios clandestinos en el país.

 

  • 23 de enero de 2021

Repartidores de comida rápida. Autoridades informaron del hallazgo de los restos de dos jóvenes desaparecidos desde noviembre de 2020.

 

  • 16 de septiembre de 2019.

Hallazgo de siete tumbas clandestinas. En ellas las autoridades suponían la existencia de seis cadáveres en cantón Guarumal.

 

  • 10 de diciembre de 2013.

Localizan 14 fosas con cadáveres. En esa ocasión las autoridades recuperaron los cadáveres de 19 personas en Villa Lourdes.