Holcim impulsa su franquicia Disensa y desde el año pasado introdujo el formato MAX.

Economía

Autoconstrucción alimenta el negocio ferretero en el primer trimestre 2021 Tras el boom inicial por la cuarentena, el sector sigue fortaleciéndose. Las remesas influyen en las ventas del sector.

José A. Barrera

lunes 12, abril 2021 • 4:00 am

Compartir

El negocio ferretero sigue ampliando su participación a un año del inicio de la pandemia.

El rubro se fortalece por una mayor demanda de parte de los consumidores y por una agresiva estrategia de las compañías del sector que buscan una mayor participación del mismo.

Rodrigo Gallardo, CEO de Holcim El Salvador, explicó que tras las cuarentenas cada vez más compradores se han interesado en invertir en sus hogares, lo que ha dado movimiento al sector.

“La ‘autoconstrucción’ se disparó desde la segunda mitad del año pasado y estamos viendo fuertemente en este trimestre”, dijo Gallardo en entrevista con Diario El Mundo.

25 %Más cementoPara autoconstrucción vendió Holcim entre enero y febrero 2021.
5 %Espera crecerHolcim El Salvador al cierre de 2021, contra el registro de 2019.

El ejecutivo sostuvo que la pandemia hizo que la gente estuviera en su casa, “viera la pared, la terraza y dijera: ‘hay una oportunidad’ y esto alimentó la demanda”.

Gallardo explicó que la tendencia incide en indicadores clave como la venta de cemento, donde se confirma el repunte.  “Por medio de nuestros distribuidores, entre ellos Disensa, hemos visto incremento del consumo de cemento Fuerte y Cuscatlán, para repello. Se dispara fuertemente comparando enero y febrero del año pasado, vamos 25 % arriba”, estimó.


¿Efecto remesas?

Gallardo sostuvo que en la demanda también influye el flujo de remesas que el país recibe, un apoyo que -contrario a las expectativas iniciales- se fortaleció durante la crisis, en parte beneficiado por los planes de asistencia en EE. UU., principal origen de los envíos.

El CEO de Holcim explicó que parte de los fondos recibidos son dirigidos a hacer ampliaciones y mejoras a los hogares, algo que incentiva al sector de la autoconstrucción.

Solo entre enero y febrero de 2021, El Salvador recibió $1,022 millones en remesas, un 17  % más que lo registrado en el mismo período de 2020.

El incremento en los flujos de efectivo no solo incide en el alza de la venta de concreto y agregados, sino al negocio de las ferreterías en general.

A finales del año pasado, Holcim anunció la ampliación de su franquicia de ferreterías Disensa con el arribo de “MAX”, un formato más grande del habitual que ya tiene 220 puntos de venta en todo el territorio.

“Las remesas ayudan. Los familiares en EE. UU. han enviado dinero a las familias para hacer ampliaciones, y mejoras. Beneficia al sector de autoconstrucción”, Rodrigo Gallardo, CEO de Holcim El Salvador

El esquema facilita a negocios locales adquirir productos de marca y otras herramientas para mejorar sus negocios, como acceso a financiamiento y capacitaciones, con los que se busca elevar los estándares de ferreterías de la periferia para que compitan –y complementen– de mejor forma en un segmento donde participan grandes cadenas como las locales Freund, Vidrí y la venezolana EPA.

Cemex introdujo en febrero pasado la marca de ferreterías Construrama.

Más competencia.

Cemex El Salvador, otro de los competidores del mercado del cemento, anunció en febrero su incursión al segmento de ferreterías.

La firma mexicana anunció el empuje a su red de ferreterías bajo la franquicia “Construrama” con un primer negocio en Olocuilta, La Paz.

La red, destaca, facilita a los ferreteros los recursos para competir ayudándoles a fortalecer capacidades en temas como servicio al cliente, estrategias de venta, mercadotecnia, administración, alianzas con proveedores, entre otros; un terreno donde ya trabaja Holcim con Disensa.

Loren Rodríguez, coordinadora de Construrama, dijo que la red busca impulsar a pequeños y medianos empresarios, como el caso de Agroferretería La Carreta, en Olocuilta.