El Tribunal Supremo Electoral de El Salvador-TSE el pasado 2 de octubre 2018 con base en su misión Constitucional art 208 y Código Electoral art 39 convocó al cuerpo electoral por lo menos con cuatro meses antes de la fecha de las elecciones según lo previsto por los artículos 169 y 170 del mismo código, han transcurrrido 46 días de dicha convocatoria y solo se conoce una plataforma y propuesta de seguridad pública y ciudadana, de los cuatro partidos políticos que están habilitados para participar por la presidencia y vicepresidencia de la República peridodo 2019-2024 que ha sido presentanda por el Lic. Carlos Calleja candidato de la denominada “Alianza por un nuevo país” integrada por los Institutos políticos ARENA, PCN, PDC, DS, los tres partidos pendientes son FMLN, Vamos y GANA.

Opinión

Ausencia de propuestas en seguridad pública

Ricardo Sosa / Criminólogo

lunes 19, noviembre 2018 • 12:00 am

Compartir

El Tribunal Supremo Electoral de El Salvador-TSE el pasado 2 de octubre 2018 con base en su misión Constitucional art 208 y Código Electoral art 39 convocó al cuerpo electoral por lo menos con cuatro meses antes de la fecha de las elecciones según lo previsto por los artículos 169 y 170 del mismo código, han transcurrrido 46 días de dicha convocatoria y solo se conoce una plataforma y propuesta de seguridad pública y ciudadana, de los cuatro partidos políticos que están habilitados para participar por la presidencia y vicepresidencia de la República peridodo 2019-2024 que ha sido presentanda por el Lic. Carlos Calleja candidato de la denominada “Alianza por un nuevo país” integrada por los Institutos políticos ARENA, PCN, PDC, DS, los tres partidos pendientes son FMLN, Vamos y GANA.

No recuerdo otra campaña presidencial desde los acuerdos de paz en la cual se iniciara campaña presidencial sin las plataformas completas terminadas y presentadas a las bases de cada partido político; hasta la fecha, ha sido una campaña muy diferente en cuanto a estrategia de comunicaciones; el partido GANA  tiene saturadas las denominadas horas estelares de la televisión nacional, se cambia canal y es una saturación de comerciales que indica el gasto en publicidad en el medio de mayor costo económico. El resto de partidos políticos mantienen una publicidad discreta.

Las campañas han migrado mucho a redes sociales por costos, y porque se quiere aprovechar aquellas líneas telefónicas que cuentan con paquetes de datos que les permite a los usuarios tener redes sociales por las cuales de acuerdo a la edad, y segmento se están haciendo llegar diferentes mensajes que buscan conectar con los votantes.

Es grande la presión que la “Alianza por un nuevo país” ha generado en los tres partidos políticos restantes, ya que no se necesita ser un experto en seguridad, ni en campañas electorales para darnos cuenta que no tienen sus propuestas listas, no ha existido el interés, el convencimiento pleno que representa la principal demanda y expectativa de la población, el conocer sus planes y estrategias para enfrentar no solo la seguridad ciudadana, sino aspectos relacionados a convivencia, cultura de paz, intolerancia, violencia generalizada en la sociedad. Los equipos de campaña y asesores en seguridad ha quedado en deuda con las fórmulas presidenciales, a no ser que las comisiones políticas de estos institutos políticos han decidido esperar porque no saben cómo enfrentar de manera legal y creativa estos grandes desafíos.  El giro mayor a la fecha en mi opinión es evitar confrontar con las denominadas pandillas, los candidatos han tenido mucho cuidado de no mencionarles en sus entrevistas y actividades de proselitismo; pero los medios, periodistas, presentadores no han insistido, les han permitido evadir el tema de seguridad.

Ya en entrevistas de televisión y radio es frecuente la resistencia de los coordinadores de campaña a no confirmar asistencia, a suspender entrevistas ya confirmadas, a no querer que se permitan analistas o generadores de opinión para que no se les cuestione de manera directa, es evidente que  los presentadores evitan insistir y les permiten que escapen con total facilidad. La población necesita conocer cuál es su política y estrategia, cómo lo hará, qué debemos esperar, quienes son los involucrados, cómo va a financiar sus ideas y proyectos.

La primera propuesta ha sido mostrada y expuesta por la “Alianza por un nuevo país” tiene muchos elementos interesantes que revisaremos en otra entrega, pero sin duda les marcó la cancha a los otros tres candidatos que tendrán por obligación que privilegiar la prevención, y hacer una clara relación de la inversión social en las comunidades, cantones, caseríos para transformar la vida de los ciudadanos. Ahora los tres partidos pendientes ya tienen una matriz expuesta que les obliga acelerar la marcha cuando menos lo esperaban, pero que les permite copiar el modelo e incorporar otras propuestas periféricas, pero la premisa es el modelo que privilegiaba únicamente la represión está agotado. Esperemos que reaccionen pronto y se generen los debates entre los candidatos sin papeles, sin computadoras y sin tabletas.