FOTO: Wilson Urbina /Archivo

Deportes

Audaz asciende a Primera División El Audaz es el nuevo equipo de la Primera División y ocupará el lugar que dejó el cuadro de los pumas de la UES.

Jorge Benítez

domingo 11, junio 2017 • 4:36 pm

Compartir

El Audaz de Apastepeque obtuvo su licenciatura en Segunda División al vencer por 1-0 al Independiente FC en el Rstadio Héroes y Mártires, de la Universidad de El Salvador (UES), título que lo faculta a ejercer como el nuevo equipo de la Primera División en el próximo Apertura 2017.

El duelo fue totalmente diferente al partido del domingo pasado. Esta vez fue Independiente quien acechó constantemente la meta del Audaz, con un once titular diferente.  El uruguayo Rubén Alonso sacó  todas sus cartas bajo la manga para tratar de subir al histórico equipo fantasma al máximo circuito del fútbol salvadoreño, pero no fue así.

El cuadro vicentino no pudo descifrar la manera de romper la paridad. Junior Iglesias alimentó en diferentes ocasiones a Yohany Mancía, pero el gol no llegó; y es que el guardameta de Apastepeque, Hector Carrillo, tuvo otra tarde soñada, y fue fundamental en la obtención del ascenso.

El segundo tiempo fue igual. Los dirigidos por Germán Pérez tuvieron que aguantar el acoso vicentino que no daba por perdida ninguna pelota, por eso, los lobos tuvieron que doblegar sus fuerzas para no ser perforados en defensa.

Al 73’ el contención Víctor Durán sacó un taconazo que filtró la saga fantasma para que Santos Guzmán tuviera la primera opción clara de Audaz, y de ahí para adelante las cosas empezaron a cambiar a favor del equipo de la ciudad de Apastepeque, ya que el equipo inició a leer de mejor manera el partido.

El gol del Audaz llegó al 78’ luego de un descuido de la saga, una pelota logró filtrase para Leví Martínez que dio pase a su compañero, Santos Guzmán que estaba al otro lado de la cancha para que sólo llegara a empujar el esférico en las redes del Héroes y Mártires y culminar así, una exitosa carrera en las aulas de la Segunda División y así convertirse en el nuevo benjamín de la Primera División.


En hora buena por el campeón.