Deportes

Asia impone su fortaleza en el medallero de los Juegos Olímpicos de Tokio En la jornada de este sábado, el continente asiático ha podido dominar las competencias en distintos deportes y adjudicar medallas.

Redacción Deportes

sábado 24, julio 2021 • 8:23 am

Compartir

De las once finales del sábado, siete fueron ganadas por países asiáticos, con China en cabeza del medallero con tres oros, mientras que Japón, Corea del Sur, Irán y Tailandia sumaron un título cada uno.

El primer oro de estos Juegos lo consiguió en tiro la china Qian Yang (carabina 10 metros) y ese país fue el único en conseguir más de un título en el 'Día 1' del evento, gracias a la halterófila Hou Zhihui en -49 kg y a la esgrimista Sun Yiwen en espada.

Japón tuvo el primero oro de 'sus' Juegos Olímpicos en un deporte emblemático para el país, el judo, donde Naohisa Takato se coronó en -60 kilogramos. El país donde nació ese arte marcial no pudo hacer doblete, ya que la local Funa Tonaki perdió en la otra final del sábado, la femenina de -48 kg, frente a la kosovar Distria Krasniqi.

La tailandesa Panipak Wongpattanakit se coronó en -49 kg, derrotando en la final a la joven española de 17 años Adriana Cerezo.

Por su parte, en el tiro con arco Corea del Sur demostró su hegemonía y ganó la prueba por equipos mixtos con An San y Kim Je Deok, donde México logró el bronce con Alejandro Valencia y Luis Álvarez.


El iraní Javad Foroughi se impuso en la prueba de pistola a 10 metros.

Entre los tres oros europeos del sábado, además del de la judoca kosovar Krasniqi, estuvieron los del taekwondista italiano Vito Dell'Aquila (-58 kg) y los del esgrimista húngaro Aron Szilagyi (sable).

El oro de Szilagyi fue histórico al ser la primera vez que un hombre encadenaba tres títulos olímpicos consecutivos en la esgrima. Emuló así a la italiana Valentina Vezzali, que lo logró en florete.

Mañana, los Juegos continúan con 19 finales. Todo ello con una amenaza en el horizonte, que se suma a la permanente del covid-19: el tifón Nepartak se aproxima a Tokio y llegará en el inicio de la nueva semana, lo que amenaza el programa olímpico, especialmente en el remo y la vela.