Tomada de laopinion.com

El Mundo

Así una madre salvadoreña inició el rescate de su hija de las calles de Los Ángeles

Javier Maldonado con reportes de La Opinión

martes 11, agosto 2020 • 9:00 am

Compartir

A merced de la indigencia, las drogas y el alcohol la joven salvadoreña Carolina Álvarez vivía hasta hace unos días en medio de la basura en una abandonada área del ferrocarril en Los Ángeles, California, sin imaginarse que su madre en El Salvador, con quien había perdido comunicación desde hace un año, había iniciado un plan de rescate, un “operativo” impregnado de determinación.

La historia de este objetivo de una madre por su hija apareció este lunes en la edición digital del diario angelito La Opinión, en la que se detalla que la dramática meta de Teresa Álvarez, se logró luego que ella creara una cadena de favores con dos influencer californianos y un pastor evangélico que lograron rescatar de las calles a Álvarez que tiene siete meses de embarazo.

Tomada de laopinion.com

“Mi mamá es una gran mujer, muy aferrada y le agradezco mucho lo que hace por mi”, le dijo Carolina al diario La Opinión. “Yo no sabía que toda la ayuda llegó por parte de ella y cuando supe que mi madre y mi hija en El Salvador estaban al pendiente me puse muy feliz”.

La Opinión contó a sus lectores que Carolina Álvarez llegó de El Salvador hace cinco años con el objetivo de conseguir una vida mejor junto a su pareja. En su país quedaron su madre y su hija que en ese entonces tenía 5 años.

Carolina, de 32 años, dijo que en la frontera su marido falleció y ella llegó a Los Ángeles sola. Inicialmente se reunió con una tía, pero poco después entró en una relación enfermiza que duró dos años y la dejó en la calle con dos hijas que se quedaron al cuidado de su cuñada.


Dijo que dormía en las calles y complicaba su drama consumiendo alcohol, condición de la que se avergonzaba y por lo que dejó de comunicarse con su madre e hija en El Salvador.

Tomada de laopinion.com

En ese ambiente de desdicha conoció a su actual pareja Charlie López de quien ahora está embarazada. La pareja había decidido mejorar su condición creando una choza de cartones y láminas, donde no había comida ni asistencia médica para su embarazo.

Mientras su vida seguía rodeada por la miseria y el desamparo, su madre Teresa Álvarez oraba en El Salvador y emprendía un plan para rescatarla.

Teresa le contó a La Opinión que echó manos de las redes sociales y se encontró con un Alberto Godínez y Ana Ramírez, dos influencer conocidos por abogar por los mas necesitados de la comunidad.

“Yo me contacté con ellos para pedir ayuda para encontrar a mi hija… Tenía un año de no saber de ella”, indicó la madre.

Los influencer junto con sus seguidores localizaron a Carolina y se enteraron que estaba embarazada, por lo que pronto pidieron ayuda al líder evangélico Walter Contreras, vicepresidente de la Coalición Nacional de Latinos Evangélicos (NaLEC) quien los ayudó a llevar a la pareja a un refugio que dirige otro pastor, Samuel Bettancourt, director ejecutivo de Beacon Light Mision and Doors of Hope Women’s Shelter.

Aquí relata la publicación de La Opinión, Carolina se soltó en llanto al saber que su madre hizo todo lo posible por ayudarla desde tan lejos.