Alejandro Zelaya, ministro de Hacienda, confirmó que continúa la negociación con el FMI. /DEM

Economía

Así responde Zelaya sobre propuesta de nuevos impuestos destacada por Fitch El Ministerio de Hacienda confirma que continúan las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional para un programa fiscal.

Uveli Alemán

sábado 1, mayo 2021 • 1:25 pm

Compartir

El ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, no descarta ni afirma que el Gobierno salvadoreño haya presentado una propuesta de ajuste fiscal con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que incluiría incrementar los ingresos por nuevos impuestos.

Diario El Mundo le consultó este sábado al ministro Zelaya sobre un comunicado que publicó esta semana la calificadora de riesgo soberano Fitch Ratings, en el que destaca que el Gobierno ha analizado un ajuste fiscal que incluiría medidas para incrementar los ingresos a través de nuevos impuestos y mejora tributaria.

“No soy Fitch Ratings. No puedo responder por Fitch”, respondió en primer momento Zelaya a la salida de la Asamblea Legislativa.

Diario El Mundo volvió a preguntarle al ministro si era una propuesta al FMI, a lo que Zelaya insistió que “nosotros no le mandamos (información o propuestas) a Fitch”.

4 %PIBLa propuesta del Gobierno sería realizar un ajuste fiscal de 4 % del PIB en tres años por reducción de gasto e incremento de ingresos.

Fitch Ratings es una de las agencias de mayor prestigio internacional especializada en riesgo soberano. Son fuente de consulta por los inversionistas pues determinan qué tanto riesgo o capacidad tiene un país en cumplir sus compromisos de deuda.

Según la publicación de la agencia, el Gobierno ha delineado medidas fiscales del 4 % del Producto Interno Bruto (PIB) como parte de un acuerdo con el FMI. Esta propuesta consiste en realizar un ajuste de 2 % a través de reducciones en el gasto y otro 2 % por “aumento en los ingresos, en parte, en nuevos impuestos y, en parte, mediante mejoras en la administración tributaria”.


Esta información era parte de una explicación que hizo la agencia para mantener la calificación de riesgo soberano de El Salvador “B-”, con perspectiva negativa.

En marzo pasado se conoció que el Gobierno salvadoreño negocia un programa de Facilidad de Servicio Ampliado (SAF, por sus siglas en inglés) con el FMI de hasta $1,300 millones.

Un acuerdo con el FMI implicaría realizar un ajuste fiscal, que el mismo Fondo ha propuesto a El Salvador por varios años a través de incremento de ingresos -como un alza al IVA o implementar el impuesto predial- y reducción del gasto público por medidas, como, reducir el peso de las remuneraciones en el aparato público.

Tras confirmarse la negociación, Zelaya aseguró que el Gobierno no contempla incremento o creación de nuevos impuestos.

PUEDE LEER: ¿Qué ha ofrecido El Salvador al FMI para el acuerdo de $1,300 millones?