Dos hombres vestidos de negro vandalizaron el cajero de Chivo en el Centro de San Salvador. /Gabriel Aquino.

Nacionales

Así fue la destrucción de una caseta Chivo en el Centro Histórico de San Salvador Manifestantes denunciaron la infiltración de grupos de personas agresivas, que también incendiaron una motocicleta sobre la 25 Avenida Norte.

G. Villarroel / G. Aquino / O. Machón

miércoles 15, septiembre 2021 • 1:14 pm

Compartir

Un grupo de personas destruyó este miércoles una caseta de Puntos "Chivo" en el Centro Histórico de San Salvador, en medio de las multitudinarias protestas de este 15 de septiembre en contra del bitcoin, los golpes a la independencia judicial y la reelección del presidente Nayib Bukele.

A lo largo de la jornada se presentaron distintos disturbios, como la quema de una moto, la vandalización de propiedad privada, pintas y destrucción de cajeros Chivo, utilizados para el intercambio de bitcoin por dólares.

Periodistas de Diario El Mundo constataron que los manifestantes mancharon y colocaron rótulos y pancartas en la caseta, con mensajes en contra del Gobierno y la implementación del bitcoin como moneda de curso legal.

Un manifestante mancha con el rostro de Bukele uno de los cajeros Chivo en San Salvador. /Óscar Machón.

Los manifestantes comenzaron a desarmar el cajero Chivo en la Plaza Barrios. /Óscar Machón.

Durante la concentración, una mujer se acercó a los manifestantes para reclarmarles y exigir que abandonaran el cajero. Fue retirada por los manifestantes, en medio de insultos, pero ilesa.

En ese momento, una mujer se acercó para reclamar a los manifestantes por la destrucción de la propiedad pública. /Óscar Machón.

Sin embargo, al calor de las protestas, dos mujeres comenzaron a quebrar la parte posterior de la caseta, siendo animadas por los manifestantes.

Las dos mujeres comenzaron a azotar la caseta con la base de una cama. /Óscar Machón.

Al cabo de unos minutos, dos sujetos completamente cubiertos y con capuchas, comenzaron a vandalizar el cajero y después se fueron.

Dos sujetos vandalizaron el cajero chivo. /Óscar Machón.

Uno de ellos andaba mangas negras, pantalón negro y una camisa blanca que detrás dice "Arena Frente". Imágenes con supuestos manifestantes que usaban esta camiseta blanca han sido reproducidas por cuentas de Twitter del gobierno de Bukele.

Después que se vandalizó el cajero, sujetos comenzaron a destruirlo. /Óscar Machón.

Finalmente, el vidrio cedió a los golpes de los sujetos, entre gritos de un grupo de manifestantes que celebraba la caída de la infraestructura.

Inmediatamente, los sujetos trataron de saquear la propiedad para retirar uno de los sillones, prendiéndolo en llamas, para que se consumiera el establecimiento.

En ese momento, el documentalista estadounidense Marc Falzon, crítico de la implementación del bitcoin como moneda de curso legal en El Salvador, trató de impedir la escena vandálica y aconsejó no protestar de esa forma.


Sin embargo, los sujetos lo ignoraron y prendieron fuego al sillón.

Dos sujetos encapuchados sacaron uno delos sillones de la caseta Chivo para incendiarlo. /Gabriel Aquino.

Los restos del sillón fueron introducidos nuevamente por un sujeto de gorra roja, para desatar el incendio dentro de la caseta.

Un sujeto de gorra roja metió los restos del sillón para iniciar el fuego dentro de la caseta. /Gabriel Aquino.

El fuego se extendió rápidamente en el resto de la infraestructura, y los sujetos se fueron de la marcha.

El fuego se extendió por toda la estructura. /Gabriel Aquino.

Denuncian infiltración.

Pocos minutos tenía de haber salido la marcha convocada por la Coordinadora Salvadoreña del Movimiento Popular desde la fachada de la Universidad de El Salvador (UES) cuando decidieron detenerse y hacer una cadena humana para poder delimitar los bloques de sus acompañantes.

Sobre la 25 Avenida Norte, a las 9:27 a.m., entre las filas se escuchaba la frase: “¡hay un grupo de choque de infiltrados!”, en referencia a un grupo de personas, en su mayoría jóvenes, que vestían de negro.

Foto: Susana Peñate.

Tenían cubiertos sus rostros con prendas negras y portaban hasta bates de béisbol en sus manos.

El grupo trató de caminar en paralelo de la marcha en el inicio de la 25 Avenida Norte, pero los participantes de la Coordinadora evitaron que se mezclaran con el resto.

"Hay un grupo que viene desestabilizando atrás, no se queden atrás", gritaban las feministas.