El sacerdote recibió el reconocimiento hoy en la Asamblea Legislativa. Fotografía: Óscar Machón.

Política

Asamblea Legislativa entrega reconocimiento a rector de la UCA “Me duele que nos relacionemos de forma inhumana”, dice el sacerdote jesuita en la Asamblea Legislativa.

Yolanda Magaña

viernes 9, abril 2021 • 8:42 pm

Compartir

El rector de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (Uca), Andreu Oliva, recibió hoy un reconocimiento de la Asamblea Legislativa que lo declara como hijo meritísimo de El Salvador.

Oliva aseguró que recibía el galardón con humildad porque cree no merecerlo, señalando que el reconocimiento se extiende a todo el equipo humano que trabajo en la universidad, “tan valioso y entregado”.

Sé que hay muchas personas que han dedicado toda su vida a servir que lo merecen mucho más que yo. Ser hijo meritísimo de El Salvador supone para mí un mayor compromiso, me exige más entrega, más dedicación, más amor para este pueblo que me ha enseñando tanto a lo largo de los 25 años que tengo de vivir con él”. Andreu Oliva, rector de la UCA.

El sacerdote jesuita aseguró que la universidad defiende los intereses de las personas más pobres y vulnerables, denuncia abusos de poder, defiende el medio ambiente, insiste en la necesidad de buscar el bien común y la justicia social.

Me duele que se viole la Constitución de la República, que no se respeten las leyes que aprueba esta Asamblea, que se margine y condene a la pobreza a hermanos nuestros, que nos relacionemos de forma inhumana, que se aliente el odio y la división entre hermanos, que se atente contra la vida y los derechos fundamentales”. Andreu Oliva, rector de la UCA.

Olivo aseguró que El Salvador enfrenta grandes desafíos desde hace siglos. Mencionó que no se puede seguir marginando a las mayorías.


“No podemos seguir marginando a la mayoría de la población sin ofrecerles una vida segura, un trabajo digno y decente, una educación y una salud de calidad. No podemos seguir obligando a emigrar a tantos hermanos nuestros para que ellos y sus familias no sigan en la pobreza. No puede seguir dividido nuestro país y una mitad tratada con indiferencia e incluso con desprecio por la otra mitad de la población. Debemos dejar a un lado el odio, la división, nuestros intereses particulares, incluso el propio bienestar”, afirmó Oliva.

El líder religioso aseguró que la Asamblea Legislativa debe ser el lugar para buscar el bien común, no solo de unos grupos o algunas élites.

“Es el espacio idóneo para establecer el marco normativo que fortalezca la democracia, el Estado de Derecho, el respeto a los derechos fundamentales de las personas”, indicó.

El rector de la Uca aseguró que en El Salvador se llevan muchos años sin que el desarrollo humano y los derechos humanos alcance a toda la población.

“Llevamos muchos enfrentados, sin amistad social, sin relación fraternal respetuosa. Hasta ahora, no se ha hecho lo suficiente”, afirmó.

Exhortó a reducir al máximo los niveles de desconfianza y descalificación mutua entre unos y otros, manteniendo abierto el espíritu del diálogo “sin romper y desesperarse”.