Nacionales

Arzobispo preocupado por violencia política y ataques mutuos y agresivos

Redacción DEM

domingo 24, mayo 2020 • 9:54 am

Compartir

El arzobispo católico de San Salvador, José Luis Escobar Alas, manifestó hoy su preocupación por la violencia política y la falta de acuerdos entre el presidente de la República y la Asamblea Legislativa y exhortó a no cansarse en la oración y a perseverar en el buen obrar en la actual circunstancia nacional.

"Afrontamos una situación muy difícil a nivel personal, familiar y social. Nuestras autoridades no se ponen de acuerdo y su ataque mutuo es muy preocupante y cada vez más agresivo, en vez de unirse para atender la emergencia. Se suma a este panorama sombrío, confuso y violento, el ataque del virus que cada vez cobra mayor número de enfermos y víctimas mortales", dijo Escobar Alas en su mensaje dominicail.

El religioso hizo un recuento del momento histórico que vivimos "como un acontecimiento muy grave y triste, la enfermedad de millones de personas y la muerte de cientos de miles".

"Cientos de millares de familias sufren la enfermedad o la muerte de uno o varios de sus miembros. La grave afección económica la están sufriendo prácticamente todas las personas del globo terrestre. Es un estado de emergencia mundial, los protocolos de seguridad sanitaria han establecido la cuarentena domiciliar como algo muy necesario, “permanecer en casa” para evitar el contagio. Toda esta situación puede llevar a las personas a condiciones de descontrol, desesperación, depresión e incluso de violencia doméstica", dijo el prelado.

"Todavía peor, es la violencia que se genera a nivel político, entre las autoridades parlamentarias como gubernamentales, la que muchas veces no les permite ponerse de acuerdo en el combate de la epidemia", subrayó.


Sin embargo, el arzobispo católico advirtió a los fieles que "no todo está perdido. Que el cristiano de fe, nunca pierde la esperanza. Por el contrario, cuando la situación se vuelve más difícil y más amenazante, es entonces cuando pone más su confianza en Dios, cuando intensifica su oración y mejora su vida, en el sentido de una mayor conversión, con una mayor entrega al Señor, renunciando a sí mismo, para servir al Señor Jesús".

Escobar Alas llamó a no cansarse "de orar y hacer el bien".

"Dios quiera que verdaderamente nos encontremos con Él, en este momento de prueba y se transfiguren nuestras vidas, imitando a Cristo, que se transfiguren nuestras familias y nuestra sociedad. Ojalá, entonces realmente seamos mejores personas, de más fe, de más esperanza y de más caridad. Que María Auxiliadora y Monseñor Romero nos obtengan de Dios toda bendición", culmina su mensaje.