El arzobispo José Luis Escobar se pronunció ayer tras la homilía en catedral. / Cortesía

Nacionales

Arzobispo pide llegar a la verdad sobre arreglos entre políticos y maras El prelado de la iglesia católica consideró que “aún no se ha hecho la investigación a fondo”.

Roxana Lemus

lunes 14, octubre 2019 • 12:05 am

Compartir

El arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar Alas, dijo ayer que sería bueno se hiciera una investigación a fondo de las negociaciones de partidos políticos con pandillas, luego de que un testigo afirmara en un juicio contra pandilleros que miembros de Alianza Republicana Nacionalista (Arena) y el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) les entregaron dinero a cambio de sus votos.

En conferencia de prensa, el arzobispo de San Salvador afirmó que no conoce “a fondo la situación”, pero señaló que es “sumamente preocupante” las negociaciones entre partidos políticos y estructuras criminales.

“Pensaría como cualquiera de la población, que es un tema sumamente preocupante y que las instituciones del Estado tienen la palabra para hacer la investigación que corresponde y que se haga justicia”, expresó.

Consideró que “todavía no se ha hecho la investigación a fondo”, pero pidió que “se haga y que la población conozca la verdad de los hechos” para que “se aplique la justicia que corresponde”.

“Independientemente que si es verdad o no es verdad, será la investigación la que confirme los hechos, pero ojalá que se pueda ahondar en el fenómeno y se pueda establecer justicia”, dijo.

La semana anterior, en un juicio contra 426 pandilleros de la “MS”, el testigo con clave “Noé” aseguró que el actual alcalde de San Salvador, Ernesto Muyshondt, entregó a nombre de Arena $69,000 a pandilleros a cambio de votos; mientras que el FMLN, a través del exministro de Gobernación, Arístides Valencia; y de “Wilson”, realizó seis entregas de $24,500, $35,000, $25,000, $5,000, $35,000 y $7,000. La última se realizó luego que el Frente proclamara ganador a su candidato en 2014.


El testigo agregó que se reunieron con el entonces candidato presidencial Norman Quijano, quien preguntó qué querían por el respaldo electoral y le respondieron que un millón de dólares.