Salvadoreños recibieron el anuncio de canonización del religioso con júbilo y compromisos. Romero es considerado un hombre de iglesia, del evangelio y de los pobres. / Ó. Machón

Canonización Romero

Arzobispo llama a la unidad por canonización de Romero

Gabriela Joachin

lunes 21, mayo 2018 • 12:03 am

Compartir

El arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar, aseguró que la canonización de Óscar Arnulfo Romero, que se llevará a cabo el 14 de octubre en Roma, ayudará a El Salvador a lograr la unidad, la justicia social y el fin de la impunidad que necesita.

“Esta gracia del señor tiene que ayudarnos en todo sentido, para superar todas nuestras diferencias, pero la unidad y la paz no pueden darse de forma superficial, tienen que corregirse las causas”, afirmó, refiriéndose a la existencia de exclusión social, desigualdad e injusticia social.

Escobar aseguró que la canonización también debe ayudar a la búsqueda de la verdad. “En la verdad, que no haya más engaños y que no se burle al pobre, que se informe con la verdad y de los acontencimientos del Gobierno, la transparencia, y además de eso, combatir la impunidad”, afirmó el líder religioso.

Ese fue el llamado que dio en declaraciones a Diario El Mundo, el sábado, durante la vigilia en la Cripta de Monseñor Óscar Arnulfo Romero, previo al anuncio del papa Francisco sobre la canonización del arzobispo de San Salvador asesinado en 1980.

Escobar instó a enseñar en todas las escuelas la “figura de monseñor Romero”, ya que se volverá una luz y su ejemplo para todas las generaciones.

Romero será canonizado junto al Papa Pablo VI, los sacerdotes italianos Francesco Spinelli y Vincenzo Romano, y las religiosas Nazaria Ignacia March Mesa y Maria Katharina Kasper, en el Vaticano durante el sínodo de los obispos para los jóvenes. Las campanas de todas las iglesias católicas de El Salvador sonaron las campanas el sábado a las 6:00 de la mañana como muestra dal sentir de la iglesia.


El beato Óscar Arnulfo Romero será declarado santo el 14 de octubre en Roma, anunció el papa Francisco. /AFP

Óscar Arnulfo Romero

 

Su origen

Óscar Arnulfo Romero y Galdámez, nació el 15 de agosto de 1917 en Ciudad Barrios y fue asesinado el 24 de marzo de 1980. Fue arzobispo metropolitano de San Salvador desde 1977.

 

Su vida

Óscar Romero defendió la vida, los derechos e los protegidos. Su vida y su predicación fue marcada por la muerte del sacerdote jesuita Rutilio Grande, en marzo de 1977.

 

Su canonización

El 24 de marzo de 1990 inició la causa de canonización. Su estudio, que concluyó en 2005, dijo que Romero no era un obispo revolucionario, sino un hombre de Iglesia.